Agua Fresca de Rosas cumple 20 primaveras

Agua Fresca de Rosas, de Adolfo Dominguez, celebra su 20 aniversario con esta edición de 200 ml.

Agua Fresca de Rosas, el perfume con el que Adolfo Dominguez se bautizó en el mundo de las fragancias, cumple 20 años. Además de afianzarse con un clásico de la perfumería española (para que un perfume sea considerado clásico debe atravesar los 15 años de vida), el éxito de Agua Fresca de Rosas va más allá al haberse convertido en la fragancia icónica de toda una generación.

“Cuando empezamos a trabajar en la fragancia, Adolfo me preguntó cuál era la mejor flor de la perfumería. La rosa, contesté”, recuerda su autor, el nariz Ramón Monegal, “¡Pues vamos a hacer un agua fresca de rosas!, me dijo totalmente convencido”.

La predominante nota de la rosa de Bulgaria se combina con el frescor acuoso del rocío, surgiendo una estela floral, fresca y delicada que sigue cautivando dos décadas después.

“Me conmueve pensar que un perfume tan arraigado en mi historia personal, el primer perfume de mi padre, también forma parte de la historia personal de muchas mujeres fieles a su esencia”, dice Adriana Domínguez, que después de haber probado la emoción de las tablas como actriz, asumió hace unos años la dirección de los perfumes de la marca creada por su padre.

Entre las distintas iniciativas con las que se va a conmemorar el aniversario, figura el lanzamiento de una edición especial para adictas y coleccionistas: el esbelto frasco, inspirado en las ánforas griegas, duplica su tamaño hasta los 200 ml.

 

Dejar un comentario