Clinique nos sorprende con un concentrado de maquillaje que convierte tu hidratante favorita en un fondo de maquillaje a la medida. Es Clinique BIY, Blend It Yourself Pigment Drops, un producto con el que puedes disfrutar de una base de maquillaje personalizada. Te explicamos cómo se utiliza.

Clinique BIY, base de maquillaje a la medida

BIY (Blend It Yourself Pigments Drops) no es un fondo de maquillaje, sino un concentrado. Esto es lo primero que debes tener claro. Por lo tanto, no se aplica directamente sobre la piel, sino que se añade a una crema hidratante. ¿Cuál? Pues la que uses a diario. De esta forma puedes disfrutar de todos los beneficios de tu tratamiento facial a la vez que consigues una piel sin imperfecciones, gracias a esas gotas de maquillaje.

Para lograr la cobertura deseada, añade más o menos número de gotas a la hidratante. Así conseguirás un efecto BB o CC Cream o, incluso, o una cobertura total.

Modo de aplicación

Lo primero es agitar bien el envase para mezclar adecuadamente los pigmentos. Agítalo durante 10 segundos o durante más tiempo si llevas unos días sin utilizarlo.

Pon una pequeña cantidad de tu hidratante sobre la palma de tu mano y añade unas gotas de BIY (¡no hace falta apretar!). Fusiona los dos productos con los dedos y aplica la mezlca resultante sobre la piel.

Modula la intensidad del maquillaje en función de la cantidad de gotas que añadas a la crema:

Cobertura total: 3 gotas

Cobertura media: 2 gotas

Cobertura ligera: 1 gota

Si deseas un acabado diferente del habitual, mezcla BIY con un tratamiento matificante para una piel con efecto mate. Si prefieres un acabado luminoso, mezcla BIY con una hidratante que contenga difusores ópticos.

BIY está disponible en 4 tonos.

PVPR 36 €

Dejar un comentario