La semana pasada asistí a un taller para aprender a sacar el máximo partido a un festival de verano. Lo organizaba StubHub, la plataforma de venta de entradas de Ebay, e incluía una sesión de Rock Yoga, vocal coaching, fotografía móvil y clases de supervivencia mochilera… Después de este “duro” entrenamiento puedo decir que ya estoy preparada para disfrutar a tope de un festival de verano.

Coaching para sobrevivir a un festival de verano

Lo primero que tenemos que tener claro es que un festival nos exige cierta preparación física, pues se desarrolla a lo largo de varios días en los que vamos a seguir un ritmo frenético y no vamos a poder descansar lo necesario. Por eso, si nos ponemos en forma, nuestro organismo estará más preparado para aguantar horas y horas de baile sin apenas tiempo para dormir. El yoga, en concreto, puede ser un buen aliado para tonificar la musculatura y a la vez conseguir cierta relajación mental, que nunca está de más antes de exponernos ante los muchos estímulos que vamos recibir en un concierto de música.

Otra cosa que debemos cuidar es nuestra voz. Algo que he aprendido en este taller es que no hay que forzar la voz al cantar nuestras canciones favoritas ni tampoco al hablarle al oído a nuestros amigos… Es mejor cantar suavemente porque nuestra voz no va a destacar entre la muchedumbre. Así que, desengañémonos y hágamonos un favor a nosotras mismas y a nuestros acompañantes, a los que no les reventaremos los tímpanos a base de gritos…

¡Llega el turno de hacernos los típicos selfies festivaleros! Si queremos salir todo el grupo de amigos favorecidos, el consejo del experto es que le pidamos a alguien que nos haga la foto. Ya sabéis que los palos selfies no están permitidos en los conciertos y, además, según me dicen los gurús de las autofotos, ya no se llevan, están pasados de moda. Una vez solventado este primer escollo, debemos sopesar si esas fotos van a ir a parar a nuestro Instagram. En ese caso, hay que darles un toque o más bien un retoque fotográfico. Nuestro coach festivalero nos propone Afterlight como aplicación para smartphone.

La última cosa (pero no menos importante) que debemos tener en cuenta es el equipaje y el material de acampada. Porque para sentir la esencia de un festival de verano, hay que alojarse en tienda de campaña. La festivalera experta de StubHub nos aconseja preparar nuestra ropa y accesorios conforme al lugar donde se desarrolle el festival: si es un sitio de playa o de montaña, si hay previsión de lluvia o bien nos torraremos al sol del Mediterráneo…

Rock Yoga para prepararte para un festival de música

Practicar yoga es una buena manera de ponernos en forma y centrarnos mentalmente para disfrutar de la intensidad de un concierto.

Lo que no debe faltar en la mochila de un festivalero

  • Calzado apropiado para la orografía donde se desarrolle el festival: chanclas para la playa, botas de montaña e incluso escarpines para el barro.
  • Chubasquero o sombrero: si vas a zonas donde suele llover mucho, el chubasquero es obligatorio. Por ejemplo, en el de Bilbao, el BBK Live, no está de más incluir chubasquero. Y en el de Benicasim, sombrero y bañador, por supuesto.
  • Ibuprofeno: vital para sobrevivir a un dolor de cabeza o muscular.
  • Cargador portátil de batería: si no quieres que tu móvil te abandone en el momento más inoportuno, es aconsejable incluir una batería portátil.
chica haciéndose un selfie en una acampada

El selfie no puede faltar para dejar constancia de nuestro paso por todo festival que se precie.

Lo que no debe faltar en tu neceser

  • Champú en seco: a veces puede ser complicado encontrar una ducha disponible o se nos echa el tiempo encima y no llegamos al concierto estrella del festival. El champú en seco es nuesto aliado para que la melena luzca bonita entre lavados.
  • Protector solar: indispensable incluir un fotoprotector en la mochila porque en verano corremos serio peligro de quemarnos. Escoge siempre protectores que tengan como mínimo un SPF 30, que bloquean hasta el 97% de los rayos UV, y recuerda reaplicar cada dos horas.
  • Toallitas desmaquillantes: nunca te vayas a dormir sin desmaquillarte. Las toallitas desmaquillantes son perfectas para incluirlas en nuestro neceser porque nos sacarán de más de un apuro para limpiar la piel en tiempo récord y sin necesidad de agua.
  • Spray de peinado: hay que ser conscientes de que no vamos a tener a mano ni secador ni planchas del pelo… Si no quieres ir pegando saltos por el concierto con una melena leonina, aplícate un spray de sal para secar tu pelo al aire y lucir unas bonitas ondas surferas.

Dejar un comentario