Miriam Llantada, autora de Secrets & Colors, nos da pistas para cuidarnos más y mejor en casa

Miriam Llantada, autora de Secrets & Colors

Parece que fue ayer cuando conocí a Miriam Llantada… Tengo cierta sensación de que no ha pasado mucho tiempo porque está igual que el primer día que la conocí: radiante, llena de energía y con una piel y una figura envidiable. ¡Pero ya hace cuatro años de aquel día! En todo este tiempo, Miriam, incansable trabajadora, siempre ha estado al otro lado para colaborar con NewsFragancias y, una vez, más ha respondido a nuestras preguntas. Porque, en estos momentos en los que todos debemos cuidarnos más que nunca, hemos querido contar con ella para que nos revele qué rutinas de cuidado personal le están ayudando a sentirse y verse bien durante estos meses. Por su formación en Psicología y terapia familiar sistémica, así como por sus máster en formulación cosmética y dermofarmacia, sus consejos tienen mucho valor para nosotras. Espero que también te sirvan a ti.

Miriam Llantada nos cuenta qué podemos hacer para cuidarnos en casa

1.- Durante estos duros meses de confinamiento se ha hablado de que todos teníamos más tiempo para cuidarnos, pero esto en algunos casos no ha sido así. Los que tenemos hijos pequeños y personas mayores a nuestro cargo, por ejemplo, hemos redoblado esfuerzos… Aún así, deberíamos sacar un tiempo para cuidarnos a nosotros mismos, ¿qué podemos hacer para encontrar ese momento de cuidado personal?

El cuidado personal debe ser una prioridad, tanto a nivel físico como mental. Muchas veces tenemos la sensación de que nos falta tiempo para ello, ya que las tareas del día nos absorben y, más aún si tenemos niños a nuestro cargo. Pero, si conseguimos dedicar un ratito cada mañana a meditar, nos va a ayudar a conectar mejor con nuestro cuerpo, a regular nuestra respiración, nuestras necesidades físicas y emocionales, a saber priorizar mejor e, incluso, a tener un mayor nivel de energía.

Hay personas que piensan que la meditación no es para ellas porque creen que les relajaría demasiado como para seguir el ritmo de los quehaceres del día. Pero, en realidad, a medida que avanzamos con la meditación, experimentamos calma y, a la vez, nuestro nivel de energía se eleva. Esto nos sirve para ver qué tareas que solíamos hacer antes y que nos parecían fundamentales, realmente no lo son. También, nos permite mantenernos en nuestro centro y no dejarnos llevar por emociones que hacen que nuestras reacciones automáticas salten sin que nos detengamos a pensar si es así como queremos comportarnos, sentir y vivir nuestra vida.

Si tenemos niños a nuestro cargo, la meditación nos va a ayudar a estar más centrados y calmados, lo que redundará en el bienestar de nuestros hijos, que, además, lo aprenderán de nosotros. Meditar con nuestros hijos es una actividad importante para su desarrollo y bienestar. Y, hay que tener en cuenta, que los niños perciben muy bien nuestro estado interior, si estamos calmados o nerviosos.

Cocinar sano, hacer un poco de ejercicio, cuidar nuestra piel y nuestro cabello, junto con la meditación, en definitiva, los auto cuidados, nos permiten lograr un equilibrio y mayor claridad mental.

2.- Y si el problema es la falta de recursos, ¿cómo podemos cuidar nuestra piel de manera asequible en casa?

Se pueden conseguir productos efectivos y saludables por relativamente poco dinero. Por ejemplo, podemos utilizar hidrolatos al 100%, en lugar de tónico, jabones naturales para el rostro. También podemos crear una emulsión con aceites de calidad mezclándolos con agua o con hidrolato y darnos un masaje facial.

3.- En cuanto a cuidados cosméticos, ¿qué no debemos saltarnos nunca, aunque tengamos poco tiempo y aunque no salgamos de casa?

Nunca debemos saltarnos la limpieza facial. Aunque estemos en casa, la contaminación ambiental, el polvo, el polen y las toxinas y la grasa que nuestra piel elimina, han de ser retiradas.

Además, nos va ir muy bien, si nos aplicamos un sérum con ácido hialurónico o vitamina C. El aloe vera también funciona muy bien. Y, después, hay que recordar aplicar protección solar, a poder ser a base de filtros físicos sin nanotecnología. El masaje facial es otro recurso maravilloso para potenciar la belleza y juventud de nuestra piel.

4.- ¿Cúal sería, en tu opinión, una rutina de cuidado facial sencilla y fácil de mantener, tanto por la mañana como por la noche?

Primero, la limpieza. Después, un hidrolato que nos ayude a recuperar el pH y que, además, nos va a aportar otras propiedades calmantes y regenerantes. A continuación, una buena dosis de hidratación, mediante la aplicación de un sérum y crema. Por último, un protector solar aplicado generosamente. Si cada paso lo aplicamos con un buen masaje facial, mucho mejor.

5.- ¿Hay algún perfume que te ayude a mejorar el estado de ánimo?

Yo estoy de acuerdo con que la aromaterapia nos aporta beneficios emocionales. Los hidrolatos son fantásticos para esto, usados como tónico. El agua de azahar y de lavanda, me encantan y son muy calmantes, incluso para vaporizarlos en nuestra almohada. También me gusta utilizar unas gotas de aceite esencial en un difusor de esencias. Mi favorito es el de limón porque me aporta frescor y alegría.

6.- ¿Qué alimentos tomas para mantener tus niveles de energía?

Baso mi alimentación en fruta fresca, incluidos los aguacates, verdura, frutos secos como almendras, anacardos, dátiles y ciruelas pasas. También tomo semillas de sésamo y calabaza, que tienen un gran aporte de proteína y minerales. Suelo acompañarlas con un poco de pescado fresco y, muy pocas veces, aves. Me gusta añadir boniato a mis platos. Los huevos son un gran aliado para mí.

Cuando me apetece un dulce, creo mis propios helados o dulces saludables.

7.- ¿Tienes alguna costumbre que te ayude a comenzar bien el día o a terminarlo?

Me gusta comenzar el día haciendo meditación. Normalmente, bebo un vaso de agua o zumo antes de comenzar. Meditar me ayuda a centrarme y a vivir desde ese centro.

Por la noche, para descansar bien es clave cenar muy pronto, sobre las 19:00, y muy ligero (tomar alguna verdura verde al vapor aliñada, por ejemplo, o ensalada). Lo principal es irme a la cama muy ligera. En mi vídeo «Todo para dormir más y mejor», os explico muchos trucos.

 

Publicidad