10 beauty bloggers e instagrammers nos cuentan sus rutinas para llevar mejor el confinamiento

Inicio Beautylovers 10 beauty bloggers e instagrammers nos cuentan sus rutinas para llevar mejor...

A todos nos está costando adaptarnos a esta nueva situación. Lo que en principio iban a ser 15 días de confinamiento se ha ido alargando hasta sobrepasar el mes y es normal agobiarse. Pensar que este esfuerzo ya está dando sus frutos frenando el avance del coronavirus y que contribuirá también a que podamos recuperar nuestras vidas, ayuda a levantarse cuando se apodera de nosotros el desánimo.

Hemos querido hablar con 10 bloggers de belleza e instagrammers apasionadas de la cosmética y el maquillaje para que nos cuenten cuáles son están siendo sus hábitos y rutinas para llevar mejor el confinamiento. Y no solo nos han hablado de belleza, sino también de alimentación, deporte, sus trucos para relajarse y, en definitiva, todo lo que están haciendo para sentirse un poquito mejor.

Las rutinas de las bloggers para sobrellevar el confinamiento

Ana Domínguez – Estoy Radiante

Estos días estoy intentando hacer aquellas cosas para las que no suelo sacar tiempo. Os cuento alguna de ellas:

  • Utilizar más mascarillas faciales, de esas que cubren bien la cara y das miedo.
  • Pintarme las uñas de las dos manos, ya que últimamente me pintaba solo una mano… (tiene su historia…)
  • Ponerme mascarillas en el pelo y envolverme la cabeza con una toalla húmeda y caliente durante unos 30 minutos para que hagan más efecto.
  • Intento mirar varias veces por la ventana, no sólo ayuda a relajar la vista sino que es recomendable para prevenir la miopía, ya que pasamos muchas horas delante de las pantallas.
  • Lo de hacer ejercicio estoy intentándolo, con vídeos de YouTube, pero me cuesta bastante. ¡Espero engancharme!

Judith García – Maquillaje y otras hierbas

Estas semanas de confinamiento en las que tengo – obviamente- menos actividad física e incluso mental que de costumbre, noto que me cuesta más conciliar el sueño y mis ritmos circadianos están un poco alterados. Intento cumplir un horario regular y me ayudo de un par de cosméticos que adoro desde hace mucho tiempo y que estas semanas están siendo imprescindibles. Hablo de los perfumes para el hogar que se usan específicamente para aplicar sobre las sábanas y la almohada a la hora de ir a dormir.

Son aromas que contienen esencias relajantes y suaves para ayudar a conciliar el sueño más fácilmente. Tengo 2 favoritos y me cuesta mucho elegir uno u otro, por lo que os recomiendo ambos: Eau de Lit de Guerlain con un aroma floral y almizclado que es un autétnico lujo, y la Bruma de Almohada de L’Occitane en Provence, en la que destaca el aceite esencial de lavanda.

Nyna Fernández – Make up Nyna

En estos días de confinamiento, cuando nos invaden los miedos y las dudas por toda la situación que ha generado la pandemia de COVID-19, procuro distraerme, no pensar siempre en lo mismo y buscar la parte positiva de no poder salir a la calle.

Para mí, pasar más tiempo de calidad con mi marido y mi hija está siendo un regalo y lo disfruto muchísimo. Estos días que estamos recluidos en casa estamos aprovechando para hacer todos aquellas cosas que normalmente no nos daba tiempo. A mí, por ejemplo, me encanta hacer repostería, pero casi nunca encuentro el momento, y ahora por fin puedo hacerlo. Además así la princesa de la casa también se divierte mucho ayudándome a hacer bizcochos, galletas, y hasta torrijas.

Otra de las cosas que me están ayudando mucho para tener la mente despejada y no darle demasiadas vueltas al tema del coronavirus, es la lectura. Hace unos días empecé a leer “El arte de no amargarse la vida” de Rafael Santandreu que me ha venido genial para mantenerme positiva.

También estoy aprovechando para cuidarme y mimarme. He empezado a hacer ejercicio en casa. El primer día acabé agotada, pero me sentí genial, así que me propuse seguir una rutina de ejercicios todos los días, aunque sea cortita. He rescatado mis mantecas corporales favoritas y ahora las uso siempre que salgo de la ducha y no como antes que lo hacía muy de vez en cuando. Hace un par de días me di un baño de espuma relajante, algo que no hacía hace mil años, y por supuesto sigo cuidándome mucho la piel, usando cada día una mascarilla facial diferente.

Alejandra de la Cruz – The Zombie Rebel

En estos días de confinamiento intento levantarme cada día con una sonrisa, ¿y qué hay mejor que un desayuno especial para conseguirlo? Normalmente desayuno algo rápido en el trabajo, pero ahora cada mañana me preparo churros (no es nada complicado, creedme, los míos son congelados y se tarda 5 minutos), o un sandwich a la plancha de queso fundido.

Como tengo tiempo, me hago un zumo de naranja natural (truco: guarda las naranjas en la nevera y así te sale el zumo fresquito), y me preparo todo en la mesa con un mantelito individual, para tomarme el desayuno como si estuviera en mi Palace particular. Después, cuando recojo todo, me pongo una mascarilla facial mientras friego los platos (en mi batcueva no hay lavavajillas), y así empiezo la mañana con la mejor piel que he tenido nunca 🙂

Miriam Martínez – Al compás de un estilo

¡Ojalá tuviera la fórmula exacta para pasar mejor todo esto que nos está tocando vivir! La verdad es que intento escucharme cada día y como esto va siendo una montaña rusa de emociones, intento simplemente dejarme llevar por las ganas del día.

Nada más levantarme me arreglo y me maquillo. ¡Nada de estar en pijama todo el día! Los días que no lo he hecho he sentido que han sido peores días… También sigo con mis rutinas de día y de noche. Ahora con más tiempo, si cabe, para recrearme con las mascarillas.

Me marco unos horarios, primero porque teletrabajo, por lo que de 9:00 a 17:30h tengo el día ocupado. Por las tardes aprovecho para descansar, leer, hacer algo de deporte y cocinar. Me he dado cuenta de que no solo me gusta cocinar, sino que me evade y me ayuda a desconectar un poco de todo. Un poco de música alta, y a crear el plato del día.

Ya llevo hechos en este confinamiento un montón de bizcochos, calabacines rellenos, muffins, moussaka, lentejas con verduras y hasta tortitas. Eso sí, intento que sea todo lo más saludable posible, que estos días nos movemos menos y hay que tenerlo en cuenta (sin volverse loco). Mi próximo reto es un buen cocido madrileño 🙂

Lourdes S. G. – My Make up Compulsion

Están siendo días complicados para todos, sin duda, algo que nos ha caído de golpe
dándonos de lleno como un mazazo y desestabilizando toda nuestra vida más o
menos organizada para ponerla absolutamente del revés. En mi caso he pasado a
tener que cuidar a dos niñas muy pequeñas, un padre adorable pero octogenario y
muy frágil, teletrabajar y ocuparme de la casa junto a mi marido.

No me voy a quejar, no debería, aunque la verdad es que hay algunos días malos en
los que sólo quieres tener media hora para ti y, cuando lo consigues, en mi caso
siempre opto por darme una ducha muy caliente, muy larga y con mucha espuma,
exfoliarme, hacer multi masking y tomarme una infusión sentada en el sofá.

Son pequeños gestos que hacen que vuelvas a conectar contigo misma, rutinas que
reconfortan en estos momentos de desasosiego. ¡Ah! ¡Y una copita de vino de mi
tierra, un verdejo de Rueda en la cena no suena tan zen pero sienta fenomenal.
¡Palabrita!

Andrea Cuesta – The Hot Mess Corner

Durante estas semanas, puede que por la falta de sol, el aire y la calefacción del hogar, he notado que mi piel se deshidrataba y aparecían algunas imperfecciones. Por ese motivo decidí modificar ligeramente mi rutina de belleza, sobre todo en cuanto a productos se refiere, más que a un protocolo en sí.

Tanto por la mañana como por la noche, comienzo lavando el rostro con el limpiador facial espumoso Ultra-Calming de Aveeno para pieles sensibles. Después, aplico con ayuda de un algodón el tónico Mega-Mushroom Skin Relief de Origins. Aprovecho la ocasión para hacer la cama y que la piel se asiente, para posteriormente aplicar el contorno de ojos de aguacate de Kiehl´s.

Por último, hago un cóctel con dos productos. Aplico sobre la palma de la mano un poco de la hidratante Active Moist de Dermalogica, que hidrata y mantiene a raya brillos e imperfecciones, y añado 4 gotas del elixir en aceite Calmwise de Medik8. Este cuidado es ideal para las pieles hipersensibles porque mantiene a raya las rojeces. Si tuviera terraza o algún gran ventanal, no dudaría en aplicar un protector solar, pero no es el caso. Una vez por semana, exfolio la piel y aplico una mascarilla, casi siempre hidratante o calmante.

Lucía Puebla – Lucía Puebla MUA

Yo siempre me he cuidado, llevo muchos años en proceso de pérdida de peso y cuando empezó el estado de alarma y tuve que hacer la compra, pensé, ¡No compres nada que no debas comer! Y ha sido la clave de estar centrada y no sucumbir a tentaciones o a la ansiedad, porque… ¡No hay tentaciones en casa!

Así que, disfruto mucho cocinándome comida rica todos los días, inventándome recetas y, mi mente está más tranquila sabiendo que lo estoy haciendo bien y no pensando en que cuando esto acabe tendré que ponerme a dieta, solo sigo mi estilo de vida anterior, para que mi vida siga pareciéndose lo máximo posible a lo que era antes 🙂

Lucía ha querido compartir con nosotros una receta de fajitas saludables que tiene además una pinta deliciosa.

 

Ver esta publicación en Instagram

Tamara Vitón – Fashion and Beauty Now

Para mí la clave para sobrellevar lo mejor posible el necesario confinamiento es crear una rutina con horarios que cumplo a diario. Los fines de semana son más laxos, como suele ser cualquier fin de semana normal ¡pero sin salir de casa!

Cuando me levanto por la mañana desayuno (un té verde con menta, fruta y tostadas o galletas) hago la cama y me ducho, sin que falte una hidratante corporal; ahora estoy con una de L’Occitane que me encanta. Después no puede faltar un toque de perfume Aqua Allegoria de Guerlain Passiflora o Bergamota de Calabria ¡Y así ya estoy lista para funcionar hasta la hora de comer!

No me maquillo nada, pero me cuido mucho la piel. Utilizo activos como la vitamina C (Vita-C6 Cream, de SkinClinic, es estupendo), el ácido glicólico o el retinol, perfectos para utilizar en la ausencia de sol. También uso y abuso de las mascarillas casi a diario. Me están encantando las de GLAMGLOW.

Una cita a la que no falto es a la del té, normalmente de Rituals, y a la hora inglesa, con unas galletas belgas Lotus ¡una perdición! Por la tarde leo (este mes he terminado Bella en mi plato · Mi actitud beautyfood. del Dr. Olivier Courtin-Clarins y estoy con El tiempo entre costuras, de María Dueñas), actualizo mi blog o pinto con acuarelas, que me relaja muchísimo. ¡No tengo tiempo para aburrirme! La clave es la organización.

Marisa Álvarez – Not so addicted to beauty

En último lugar me he desdoblado para hablar desde mi faceta de blogger y contaros algunas de las cosas que a mí me están sirviendo para sentirme mejor en estas semanas de confinamiento. Y es que una cosa es explicaros la teoría como periodista, como suelo hacer a través de los diferentes posts en esta web y otra distinta es vivirlo.

Algo que empecé a hacer unos meses es la meditación. Todas las noches me pongo una meditación guiada para dormir, es algo que me relaja y me ayuda a conciliar el sueño. Me gustan mucho las de Easy Zen en YouTube. También he empezado a hacer ejercicio y sobre todo yoga. Los estiramientos y los movimientos del yoga me ayudan a sentirme más ligera. Suelo seguir las clases para principiante de Xuan Lan. Esta mujer transmite paz y de verdad que te quedas como nueva.

El momento de aromaterapia en la ducha es otra de las cosas que me hacen sentir bien. Suelo utilizar jabones de Lush o espumas de ducha de Rituals, que tienen unos olores maravillosos. Si me vengo arriba, me preparo un baño caliente con una bomba de Lush, y me pongo una de mis playlists de música relajante. A veces aprovecho este momento o un ratito antes de entrar a la ducha para ponerme una mascarilla. Os dejo el enlace a un post en el que os enseño 6 que me están gustando mucho:

No perder el contacto con mis amigos, mi familia y compañeros de trabajo a a través de whatsapp o videollamadas me ayudan también a no perder la cordura y no acabar como Tom Hanks en Náufrago hablando con un balón o con una lámpara en su defecto.

Espero que nuestras rutinas para llevar mejor el confinamiento os den alguna idea o al menos os sirvan para pasar un ratito entretenidos. ¡Mucho ánimo!

 

Publicidad