Otro de los efectos del Covid-19: caída de cabello

Mujer cepillándose el pelo

En esta época del año, a las puertas del otoño, es frecuente que notemos más pérdida de cabello de lo habitual. No te asustes. Es normal y nos pasa a todos. Se debe a que el pelo se renueva cíclicamente y ese momento suele coincidir con el fin del verano. Como es un tema que nos preocupa a muchos, hemos consultado a la doctora Ana María Molina, dermatóloga de la Fundación Jiménez Díaz, qué podemos hacer cuando notamos más caída del pelo y si es cierto que uno de los efectos del Covid-19 se traduce en caída de cabello.

Este año, además de la caída de pelo estacional, hay otros factores que están favoreciendo que se nos caiga más el cabello. Algunas personas que han tenido Covid-19 han expresado que notan más pérdida de pelo. ¿Esto es así?

Durante la pandemia quedó claro que Covid-19 afecta más al sexo masculino y se pensó que esto podría estar relacionado con los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas por excelencia, que también están presentes en el sexo femenino en menor medida. Estas hormonas ejerce su acción sobre receptores específicos, denominados receptores androgénicos, que se localizan en diferentes órganos del cuerpo, entre ellos el pelo, y parece que el coronavirus tiene una importante apetencia por estos receptores.

Aún hay pocos estudios al respecto, los más importantes publicados hasta la fecha son los del dermatólogo estadounidense Andy Goren y varios autores españoles, como el grupo del Doctor Sergio Vañó. Sus investigaciones apuntan a que parece haber una relación directa, pero el número de pacientes es aún limitado y muchos de estos estudios son ‘en laboratorio’. De hecho, como el primer médico que falleció por Covid-19 en Estados Unidos padecía alopecia androgenética se ha propuesto el término «signo de Gabrin» en su honor para hacer referencia a esta relación.

Otro factor que propicia que se nos caiga más el pelo es el estrés y este año estamos soportando muchas situaciones de estrés debido al coronavirus…

Efectivamente, existe una alopecia que podríamos denominar por estrés. Estamos viendo en consulta muchos pacientes que acuden por caída del cabello relativamente llamativa y, al echar la vista hacia atrás e investigar un poco, resulta que muchos padecieron Covid-19 hace unas semanas.

Esto es algo muy frecuente que los dermatólogos conocemos bien. Se denomina «efluvium telógeno agudo» y se produce cuando estamos sometidos a una situación de estrés físico o emocional importante que impacta de forma directa en el ciclo del crecimiento del cabello, acelerando el paso de fase de crecimiento a fase de caída. Y, por eso, un tiempo después del evento estresante, los pacientes comienzan a notar una caída sincronizada del cabello, que es muy similar a lo que les sucede a las embarazadas después del parto.

Volviendo a la caída de cabello estacional, ¿por qué se nos cae más el pelo en otoño?

El cabello sigue un ciclo de crecimiento específico en tres fases que favorece su renovación con unos tiempos que varían en función de la zona del cuerpo en la que esté localizada el pelo. En general, hay situaciones de estrés que pueden hacer que perdamos más cabello, pero también en determinadas épocas, como el otoño, hay pacientes que también refieren más caída del cabello.

¿Debemos preocuparnos por la caída de pelo estacional?

Desde luego que no, se trata de un proceso cíclico que se produce en determinadas circunstancias y que forma parte de la normalidad. Nuestro pelo se va renovando y es normal perder entre 100 y 150 cabellos al día. Esta pérdida será más llamativa si tenemos el pelo oscuro y largo porque es más visible, pero no debe generarnos preocupación.

¿Podemos evitar que se nos caiga el cabello?

Si se trata de la caída habitual en torno a las cifras que he especificado antes, no es necesario hacer nada, ya que es el ciclo natural que sigue el cabello para renovarse. Necesitamos eleminar un cabello en fase terminal para favorecer el crecimiento de uno nuevo.

En general, los champús anticaída no influyen en que el pelo se caiga más o menos, simplemente suelen contener ingredientes que aportan volumen, dando una sensación de mayor cantidad de cabello.

La nutricosmética puede ser útil en los casos en los que haya un déficit vitamínico que esté provocando la caída del cabello, pero no en situaciones de normalidad.

Tampoco influye que nos lavemos el pelo a diario. Lo podemos hacer sin problema. Cada vez que nos lavamos el pelo se produce una pérdida de cabello que ya estaba en fase de caída y su eliminación es favorecida por el agua y el peinado. Por eso, si estamos muchos días sin lavarnos el pelo, el día que lo hacemos puede parecer que se nos cae más, pero eso es una sensación que se produce al estar acumulado.

¿Cómo debemos actuar si notamos que se nos cae más cantidad de cabello de lo habitual?

Es importante consultar con un dermatólogo o tricólogo, ya que existen muchos tratamientos específicos pero están condicionados al tipo de caída que tengamos y hay que determinar si existe una patología de base o una alopecia en concreto para adecuar el tratamiento.

Publicidad