Aunque todos los veranos hacemos repaso de las pautas y los buenos hábitos que hay que tener en la exposición solar (puedes leerlo en este post), resulta que seguimos teniendo dudas sobre protección y que este tema centra el 41% de las conversaciones sobre cuidado de la piel en la temporada de verano, según informa Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética). Estas son las 5 preguntas que todavía te haces sobre protección solar.

5 preguntas que nos hacemos sobre protección solar

1.- ¿Qué significa SPF?

Llevas años viendo esa etiqueta en el solar (SPF) y sabes que se refiere a la protección frente al sol del producto pero realmente no sabrías explicar de qué se trata. ¡Hoy te sacamos de dudas!

SPF o FPS significa “Factor de Protección Solar” y es lo que define al filtro solar cosmético, que protege de las quemaduras provocadas por los rayos solares. Debes tener claro que ningún protector te puede asegurar una protección total, sino que es transitoria (dura un tiempo, por lo que se requiere reaplicación cada dos horas mínimo).

Además, aunque nos pongamos crema solar, la recomendación de los dermatólogos es buscar siempre la sombra y evitar exponernos al sol en las horas centrales del día. En verano está claro que vamos a disfrutar de paseos y baños en el mar y en la piscina y, claro está, del sol, pero hagámoslo con sensatez y que ese disfrute sea durante un tiempo limitado.

Expert Sun Aging Protection Lotion Plus SPF 50+

La nueva familia de solares Expert Sun Aging, de Shiseido, mantiene el complejo WetForce, que refuerza la resistencia del solar frente al agua y al sudor. Y, además, bloquea el mal olor corporal.

2.- ¿Cuándo me aplico el protector solar, en casa o en la playa?

Lo primero de todo: el protector solar por sí solo no nos va a proteger como un talismán, si no nos lo aplicamos debidamente. El envase cerrado no hace magia en la bolsa de la playa… Bien, ahora la duda: ¿lo aplico en casa o cuando ya esté en la playa o en la piscina? Siempre hemos escuchado eso de que hay que aplicarse el protector una media hora antes para que haga efecto. Bueno, pues resulta que es una especie de mentirijilla que nos han dicho para que hagamos bien las cosas porque, como los médicos nos conocen, saben que si no lo hacemos antes, es probable que muchos nos saltemos el paso de aplicarnos la crema solar por las ansias de lanzarnos al agua, con el riesgo que conlleva esta decisión…

El fotoprotector empieza a actuar a los cinco minutos de aplicarlo sobre la piel pero los dermatólogos aconsejan que nos lo pongamos antes y, a ser posible en casa, porque así conseguiremos una aplicación más eficaz. A todos nos ha pasado irnos a extender el protector en la playa y acabar como una croqueta con la arena. Pues eso…

Chica en la playa con protección solar

Hay que saber aplicar el fotoprotector para evitar riesgos con el sol.

3.- Protector solar low cost… en mercadillos ¿Sí o no?

Hay muchos tipos de fotoprotectores y de precios muy variados, que podemos escoger según nuestra conveniencia y presupuesto pero mucho cuidado con los que se venden en mercadillos o en tiendas online que no ofrecen confianza. Los protectores son fórmulas cosméticas muy delicadas, que pueden perder estabilidad según se hayan conservado (por ejemplo, si permanecen a altas temperaturas). Por este motivo, es mejor que no los compres en mercadillos (donde tampoco nos aseguramos su origen de procedencia y fabricación) y si los compras por internet, asegúrate de que sea en una tienda con garantías.

Un producto falsificado pone en riesgo tu salud, ya que podrías sufrir quemaduras o manchas o incluso reacciones alérgicas.

Además, como norma general, fíjate bien en que el producto posee una textura homogénea. Si observas que la fórmula está líquida o apelmazada o que ha cambiado su color u olor, deséchalo. Esto hazlo también cuando te suceda con un fotoprotector que hace tiempo que tienes (por ejemplo, los del año pasado, que siempre es mejor no usar por este motivo) y que haya sufrido alguna alteración. Ante la duda, compra otro fotoprotector.

Consumo de solares.

4.- ¿Protección solar en la cabeza?

En la cabeza también te puedes aplicar crema solar. Esto debería ser obligatorio para todos aquellos que lleven la cabeza rapada o que no tengan pelo. También para aquellas que os recojáis el cabello con coletas o trenzas o llevéis rayas muy marcadas. Podéis pulverizaros fotoprotector con un spray transparente en la zona de la raya del cabello. Y, para todos, siempre gorra o sombrero bajo el sol.

5.- ¿Qué pasa con los ojos?

En la zona de los ojos lo recomendable es utilizar gafas de sol y gorras con amplias viseras y sombreros de ala ancha.

¿Alguna duda más? No te pierdas el post: “5 cosas que todavía no sabes sobre protección solar“.

Protección solar

Dejar un comentario