Lancôme presenta Idôle L’Intense, una fragancia sensual y refulgente

Idôle L'Intense, Lancôme

Lancôme versiona la fragancia Idôle con una partitura olfativa más sensual e intensa. Idôle L’Intense mantiene el acorde Clean & Glow propio del perfume original pero con un alma chipre floral más poderoso y sofisticado.

¿Cómo es Idôle L’Intense?

La nueva partitura olfativa de Idôle L’Intense preserva el acorde Clean & Glow de la fragancia original pero introduce nuevas notas que aportan más profundidad a la composición y que prolongan su estela. El fondo, a base de maderas, revela un matiz sensual y envolvente, al combinarse con un cremoso acorde de sándalo y a una infusión de vainilla Bourbon de Madagascar.

Pirámide olfativa

Notas de salida

Mandarina y naranja amarga.

Notas medias

Esencia de rosa intensa (rosa de Isparta, rosa de Grasse), absoluto de jazmín (jazmín de egipto, Jazmín de la India y Jazmín Sambac).

Notas de fondo

Pachulí, cedro, madera de cachemira, sándalo y vainilla de Madagascar.

De nuevo, las tres perfumistas de la versión original han trabajado sobre esta variación más intensa: Shyamala Maisondieu, Nadège le Garlantezec y Adriana Medina. Procedentes de tres culturas muy diferentes, han fusionado sus sensibilidades y experiencias como creadoras de fragancias para dar vida a Idôle L’Intense.

Idôle Intense, Lancôme
Más intenso que el original, Idôle L’Intense combina rosa de Grasse con acentos de miel y esencia de pétalos de rosa de Isparta.

Un frasco con un diseño refulgente

El frasco de Idôle, una proeza de diseño que lo convierte en el más fino del mundo con 15 milímetros de grosor, estrena puesta en escena con un lacado metálico en la parte posterior y en los laterales que produce un efecto brillante y refulgente. El resultado es una fragancia deslumbrante llena de destellos incandescentes que transmite una sensación de energía.

Ingredientes responsables

Idôle es una fragancia de su tiempo, desarrollada con un concepto sostenible y responsable. Las perfumistas han trabajado sobre la partitura olfativa con la idea de transformar los métodos de la industria en favor del empleo de materias primas procedentes de fuentes sostenibles.

Por ejemplo, la esencia de pétalo de rosa de Isparta (Turquía) es el resultado de un proyecto de desarrollo en el que se lleva trabajando desde 2018, certificado por For Life, que pretende mejorar el efecto positivo de la industria en la sociedad, la economía y el medio ambiente y que da empleo a más de 100 mujeres.

La vainilla Bourbon de Madagascar se recolecta de manera sostenible y su infusión es el producto de una técnica revolucionaria que permite aprovechar el perfil organoléptico completo en el corazón de la materia prima.

El pachulí (de Indonesia), es elaborado por una industria que trabaja para optimización de sus prácticas agrícolas y la modernización de sus infraestructuras con el objetivo de reducir el consumo de energía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Beauty Expert Lancôme (@beautyexpertlancome) el

Publicidad