Opium, de Yves Saint Laurent, se viste de gala

Inicio Fragancias Femeninas Opium, de Yves Saint Laurent, se viste de gala

Yves Saint  Laurent ha diseñado un frasco-joya exclusivo para Opium, uno de sus perfumes más emblemáticos. Esta edición limitada, a la que ha llamado Rouge Fatal, se viste de metal dorado y del intenso rojo lacado marca de la casa.

Yves Saint Laurent ha elegido la llegada de la Navidad para presentar una versión revisada del frasco de Opium con el que reinterpreta alguno de sus sellos de identidad. Digno de coleccionistas.

El frasco

Opium Rouge Fatal está realizado en un sólido cristal opaco, en el que se ha reproducido el rojo ardiente que tanto apasionaba al diseñador. Un tono con el que la marca quiere expresar una nueva feminidad libre y voluptuosa. Su forma cúbica se rompe gracias a la suavidad de las curvas de sus ángulos, y por la franja marcada en su centro, que recuerda a un tallo de bambú idealizado. En medio del frasco aparece también un círculo con el nombre del perfume escrito en dorado. Ese mismo tono es el que domina su tapón metálico, que acentúa su aspecto lujoso y exclusivo.

Opium Rouge Fatal, de YSL
Opium Rouge Fatal, de YSL

El eau de parfum

La composición de Opium  marcó un hito en el universo de la perfumería, al poner el acento en la seducción y el despertar del deseo. Para conseguirlo, nace con un acorde cítrico de mandarina, cilantro y laurel, que da paso a un intenso bouquet floral, en el que se unen la rosa, el jamín y el clavel. Para hacerlo más cálido y atrayente, añade un toque de mirra y maderas cálidas y golosas, como la de benjuí y cedro.

La historia que lo convirtió en mito

Cuando Yves Saint Laurent creó Opium, a finales de los años 70, pensaba en un perfume que pudiera llevar una emperatriz de China. Por eso encargó a Jean Amic y Jean-Louis Sieuzac una composición oriental, intensa y sensual. El frasco también tenía muchas reminiscencias asiáticas, como una correa que recordaba al cinturón que llevaban antiguamente los japoneses, y una tela de kimono que lo cubría. Además del impacto que causó el perfume en sí, fue su nombre lo que creó un enorme revuelo, e incluso llegaron a acusar al diseñador de promover el consumo de drogas.

Opium Rouge Fatal, edp vapo 50 ml, PVPR: 94,50 €

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Me encanta opium va con personalidad me siento identificada con su olor el como me huele en la piel la fragancia q me arrastra a ser seductora y femenina y a la vez carácter fuerte y segura etc me encanta opium hace años q la uso y lo seguiré haciendo.saludos .Pilar

    • Vaya, Pilar, realmente te sientes identificada con este perfume!! Describes perfectamente las sensaciones que la fragancia pretende recrear en quienes la usan. Es genial cuando conectamos con el perfume para hacerlo nuestro. Además, como seguro sabrás, el perfume huele diferente en la piel de cada persona, por lo que podemos decir que este es «tu perfume». Gracias por tu comentario 😉

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí