Lancôme nos tienta con una colección de maquillaje que se inspira en la pastelería francesa. Es French Temptation, una apetecible colección que destaca por sus preciosos envases y colores pastel. Lancôme reinventa las clásicas recetas de pastelitos, profiteroles y macarons para colorear mejillas, ojos y labios.

Los caprichos de French Temptation

Empezamos abriendo boca con unos exquisitos macarons, el dulce más icónico de la pastelería francesa. Lancôme los convierte en coloretes cremosos y en una suave esponja para aplicar el blush. Los colores, como puedes ver, no pueden ser más apetecibles. En su diseño se han cuidado todos los detalles, ya que se presentan en unas cajas adornadas con diversos grafismos y el símbolo de la rosa que identifica a la casa Lancôme. Los puedes encontrar en perfumerías selectivas como Macaron Blush and Blender.

Blush Bomb, Macaron Blush and Blender, Lancôme

La pastelería Lancôme nos tienta con estos dulces macarons para sonrosar las mejillas.

Labios golosos

Para aportar a los labios un toque irresistible de brillo, Jelly Flower Lip Tint, un labial con una textura de gelatina rosa en la que flotan pétalos de flores. Cómo ves, el envase es transparente, así que se aprecian perfectamente los pétalos de las flores.

Jelly Flower Lip Tint, Lancôme

Pétalos de flores flotan en un brillo de labios tan apetecible como una golosa confitura. Es Jelly Flower Lip Tint.

Ojos pop

Para los ojos, la paleta Eye Sugar, con diez colores pastel y pop para elegir: cinco tonos iridiscentes, dos tonos extra brillantes y tres colores mate ultra-pigmentados. Se trata de sombras con una textura polvo muy cremosa y fundente al contacto con la piel, muy fácil de aplicar gracias al pincel dual que incluye la paleta.

Eye Sugar Palette, Lancôme

Diez colores pastel para vestir la mirada con Eye Sugar Palette.