Si eres adicta a la multipantalla, esta noticia te interesa

mujer con ipad

Vivimos en un mundo donde la tecnología tiene cada vez mayor presencia, lo que supone que vayamos incorporando nuevos dispositivos electrónicos a nuestro día a día… Teléfonos móviles, tabletas y ordenadores nos acompañan de la mañana a la noche sin tregua, más que cuando por descuido nos quedamos sin batería. Pues tenemos que aprender a desconectar, no solo por nuestra salud mental, sino también por la de nuestra piel.

Resulta que por si no tuviéramos ya bastantes condicionantes para que nuestra piel envejezca con mayor rapidez de lo que impone la edad biológica, debido a las agresiones que sufre a diario (sol, tabaco, alimentación inadecuada, polución…), ahora la ciencia también evidencia que la luz azul que emiten las pantallas de los ordenadores, teléfonos móviles y tabletas es un factor más para ello. Esta luz se considera como un nuevo factor de inflamación del que hay que proteger a la piel. Según explican los científicos, el exceso de luz azul acelera el proceso de oxidación, que estimula los queratinocitos y actúa sobre la melatonina provocando la aparición de manchas.

Así que, permaneced atentas a vuestras pantallas, #BeautyLovers (bueno, ¡lo justo para leernos!), porque en breve veremos nuevos tratamientos cosméticos que nos protejerán de la nociva luz azul.