Clarins Milky Boost Capsules, el primer maquillaje en cápsulas eco-diseñadas

Inicio Destacado Clarins Milky Boost Capsules, el primer maquillaje en cápsulas eco-diseñadas

Si te parece cómodo el formato de cápsulas para las fórmulas de cuidado facial, ahora también puedes disfrutar de él para maquillarte. Clarins presenta Milky Boost Capsules, el primer maquillaje en cápsulas eco-diseñadas que aúna color y tratamiento.

Milky Boost Capsules: cápsulas de maquillaje biodegradables

Eficacia, comodidad y sostenibilidad se aúnan en el nuevo maquillaje de Clarins, Milky Boost Capsules. La marca innova en maquillaje y lanza las primeras cápsulas de maquillaje con una filosofía sostenible.

Destaca:

Fórmula: 94% de ingredientes de origen natural.
Formato: cápsulas biodegradables elaboradas con una envoltura natural fabricada con vegetales (algas y féculas de maíz).
Packaging: el tarro (40% vidrio reciclado) se puede rellenar con eco-recargas.

Maquillaje que fusiona color y tratamiento

Como marca experta en el cuidado de la piel, Clarins ha desarrollado una fórmula de maquillaje que aúna color y tratamiento. Milky Boost Capsules se caracteriza por su textura sensorial que se funde en la piel y deja un efecto natural e imperceptible. ¡Lo único que notarás es que tu piel está perfecta y luminosa!

Milky Boost Capsules consta de 6 tonos que proporcionan una cobertura ligera diseñada para adaptarse a todas las pieles.

La fórmula cuida la piel, gracias a que está enriquecida con extractos de plantas que hidratan, nutren y suavizan la tez, a la vez que proporcionan firmeza y potencian la luminosidad: aceite de melocotón 100% natural, grosellero rojo bio y cacao. Además, incluye el complejo anticontaminación de Clarins, con furcellaria, lápsana y marrubio blanco bio.

Milky Boost Capsules es biodegradable y permite la recarga de producto del envase original.
Milky Boost Capsules es biodegradable y permite la recarga de producto del envase original.

¿Cómo se aplica Milky Boost Capsules?

Aplicar estas cápsulas de maquillaje es muy sencillo: abre la cápsula con la yema de los dedos. Extrae el contenido y extiende el producto sobre la piel del rostro.

Basta una cápsula para maquillar toda la cara, ya que contiene una dosis exacta y suficiente para rostro y cuello.

El formato cápsulas no solo es muy práctico para llevar el maquillaje que necesites a cualquier lugar, sino que, además, es higiénico, ya que el producto está perfectamente protegido hasta el momento de su aplicación.