Stanpa desmiente a la OCU: no hay ingredientes tóxicos en los labiales

Chica con los labios pintados para el artículo Stanpa OCU ingredientes tóxicos en los labiales

Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética) defiende en un comunicado la seguridad de las barras de labios puesta en entredicho por un estudio de la OCU realizado sobre nueve labiales.

Puedes estar tranquila: no hay ingredientes tóxicos en los labiales

Una vez más la OCU crea alarma entre los consumidores con un estudio que señala tres labiales concretos de conocidas marcas como inseguros y al no recomendar su uso. El estudio realizado por esta organización sostiene que existen en el mercado ciertos labiales que contienen impurezas resultantes del proceso de fabricación de diversos aceites minerales derivados del petróleo que podrían tener efectos perjudiciales para la salud.

Pero el estudio de la OCU entraña dudas sobre su metodología y falta de rigor científico que Stanpa, se ha encargado de desmontar en una nota de prensa para tranquilizar a los consumidores.

Según la el comunicado difundido por Stanpa, todos los ingredientes utilizados en las fórmulas de los labiales cumplen la normativa de la Unión Europea y con los estándares de pureza y calidad.

Las contradicciones de la OCU:

«En su artículo, la OCU confirma que la presencia de trazas en todos los productos analizados está dentro de los límites establecidos por el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos, por lo que la propia OCU afirma que no suponen un riesgo para la salud humana», sostiene Stanpa.

Sobre los aceites minerales presentes en los labiales, Stanpa recuerda que los aceites minerales utilizados en cosmética son los denominados MOSH y que existen estudios científicos que demuestran que estos no se absorben a través de la piel.

La industria cosmética europea se rige bajo estrictos estándares que velan por la seguridad y exige que los aceites minerales empleados en productos cosméticos deben contar con un historial de refino que permita verificar su procedencia y constatar que no proceden de un ingrediente carcinógeno.

«La regulación europea permite asegurar que las posibles trazas de MOAH que pudiesen estar presentes en el producto después de su purificación sean totalmente seguras para los consumidores«, afirma Stanpa.

Hemos consultado a Carmen Esteban, consultora técnico regulatoria en cosmética y exdirectora técnica de Stanpa, sobre este complejo tema y, no solo reitera la valoración de Stanpa, sino que además subraya que existen importantes lagunas en la nota de prensa emitida por la OCU, ya que establece una evaluación sobre determinados labiales sin especificar qué tipo de ensayo se ha realizado ni que laboratorio lo certifica:

«La nota de prensa de la OCU crea alarma social sin una base científica sólida: ni especifica las condiciones en las que ha llevado a cabo el ensayo, ni describe la metodología utilizada, ni identifica al laboratorio donde se han hecho los ensayos».

Esteban subraya que la OCU se permite establecer las dosis admisibles de las sustancias analizadas sin ninguna base científica, una responsabilidad que debe recaer en comités científicos y legisladores que basen sus criterios en sólidos argumentos científicos y de seguridad.

¿Qué tipo de aceites minerales llevan los labiales?

La Asociación Europea de productos cosméticos, Cosmetics Europe, aclara los criterios que deben seguir las compañías cosméticas en cuanto al uso de aceites minerales:

Ingredientes de alta calidad

Se deben emplear ingredientes de alta calidad que cumplan con los requisitos de pureza exigidos por farmacopea (estándar de productos farmacéuticos).

Aceites minerales de grado alimenticio

Se recomienda emplear aceites minerales de grado alimenticio para los que ha sido identificada una ingesta diaria admisible. Su seguridad está aprobada por el Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios de la JECFA.

«Nuestros productos son seguros»

De las tres marcas señaladas por la OCU en su estudio sobre labiales (Mac, Kiko y Too Faced), Mac ha sido la primera en reaccionar. La firma se suma al comunicado de Stanpa y quiere transmitir calma y confianza a los consumidores:

«Desde la marca queremos reforzar el mensaje de Stanpa y comunicar que todos nuestros productos son seguros. Mac solo utiliza ingredientes de alta calidad y seguimos altos estándares de evaluación de seguridad. La marca cumple todas las regulaciones legislativas y de control de calidad».

Publicidad