Mutiny, la primera fragancia de John Galliano para Margiela

MUTINY fragancia Margiela

Desde que John Galliano aterrizara en Maison Margiela en 2015, hemos tenido que esperar hasta ahora para asistir al lanzamiento del primer perfume femenino desarrollado bajo la dirección creativa del diseñador. El resultado es Mutiny, nombre que significa motín y que avanza el carácter desafiante y transgresor de la fragancia.

Mutiny, motín perfumado

Galliano ha sabido mantener la esencia subversiva de Maison Margiela, adaptándola a su universo creativo, explorando un nuevo concepto de glamour relajado con detalles de alta costura artesanal. Para el perfume ha seguido la técnica décortiqué, que se refiere a la reducción a su esencia de lo familiar, que se refleja tanto en el diseño de la fragancia como en el jugo.

“La sinergia social surge cuando la diversidad se convierte en nuestra característica más común. La transición se produce cuando nos amotinamos contra las definiciones convencionales. Cuando rompemos las reglas colectivamente, las comunidades se transforman en familias. Al igual que la creatividad, el perfume no tiene nacionalidad, género o credo. Habla un lenguaje universal. Es un sentimiento empático de solidaridad a través de la individualidad. La creatividad es nuestro motín”, Maison Margiela.

Mutiny, Margiela

El nombre de Mutiny hace referencia al motín como revolución transgresora que conlleva todo proceso creativo.

El jugo

Para elaborar el jugo del perfume, se que seguido una técnica de reconstrucción, eliminando una a una las capas que definen a un perfume con la intención de redefinir sus connotaciones. El nardo se reduce a su esencia, un cuero floral muy potente que se transforma en un ingrediente erótico y complejo libero de su tradicional sesgo femenino. Se emplea el nardo bajo tres expresiones: el corazón de nardo, utilizado en exclusiva por primera vez, con matices de coco frutado y propiedades lactónicas; el absoluto de nardo, una faceta con inflexiones ajazminadas y anaranjadas; y el nardo MD, que acentuó el fondo con matices solares y cremosos.

Se ha desarrollado una nueva molécula específica para Mutiny. El maestro perfumista Dominique Ropion, que ha trabajado en colaboración con John Galliano, ha reducido a su esencia el perfume, con el fin de construirlo desde una nueva perspectiva:

“En Mutiny decidí permitirle al nardo que expresase todo su potencial de forma muy contemporánea. Necesité seis años y más de mil intentos hasta lograrlo. Lo rompí. Conservé su estructura y eliminé todo lo demás. Exactamente lo mismo que hace el señor Galliano en Maison Margiela”, Dominique Ropion.

Mutiny, Margiela

Su estructura multifacetada sigue la técnica décortiqué, que reconstruye objetos hasta llegar a su esencia.

El frasco

El diseño del frasco rompe con la anatomía clásica de la alta perfumería, transgrediendo las líneas tradicionales con una estructura multifacetada que es el resultado de una técnica de deconstrucción, décortiqué, que se refiere a la acción de deconstruir objetos con el fin de exponer su estructura esencial y revelar su carácter más íntimo.

El tapón dorado se ha reducido a un esqueleto estructural de color dorado que deja ver el vaporizador en su interior.

El nombre de la fragancia, Mutiny, aparece grabado en un detalle de metal dorado justo en el centro del frasco. Ha sido colocado de tal manera que el emblema se debe leer a través del jugo que ejerce un efecto magnificador.

EDP 50 ml, PVPR 99 €

Mutiny, Margiela

El emblema, Munity, ha sido colocado para ser visto a través del jugo que ejerce un efecto lupa sobre el emblema.

Dejar un comentario