Deliciosos, golosos, crujientes… ¡Y tentadores! Los perfumes con forma de manzana nos seducen a primera vista y nos conquistan, después, con partituras olfativas adictivas. Deléitate con nuestra selección de fragancias cuyos diseños adoptan la forma de sugerentes manzanas. La última en llegar, Nina Rouge, de Nina Ricci, una manzana roja brillante que se inspira en la icónica manzana Disney de Blancanieves.




6 perfumes con forma de manzana, ¡irresistibles!

Nina Rouge, Nina Ricci

Nina Rouge (80 ml, PVPR 81 €) se incorpora al universo de Nina Ricci en septiembre de 2019 y, como se puede observar a primera vista, es un regreso a los orígenes de la primera fragancia Nina, ya que versiona la manzana de caramelo roja que inspiró al perfume original. En esta ocasión, la manzana adopta un color rojo lacado que la viste con un brillo tentador, como si se tratara de un glaseado de pastelería. El universo repostero está también presente en el detalle del cordón rojo y blanco que adorna el cuello del frasco.

La fragancia es un floral hespéride, desmedido y excesivo, obra de Olivier Cresp. El perfumista juega con la jugosa frambuesa, una pizca de cidra para conseguir un toque acidulado e introduce flor de jengibre ligeramente especiada para hacer vibrar las notas de gardenia. El toque goloso llega con la vainilla bourbon y los acordes de caramelo crujiente.

Nina Rouge, de Nina Ricci

Nina Rouge, de Nina Ricci.

Luna, Nina Ricci

Quizá la más representativa sea la manzana de Nina, de Nina Ricci, que nos conquistó en 2006. Desde entonces no nos hemos podido resistir a su encanto y a las ediciones limitadas con que la marca ha ido animando el imaginario de este perfume goloso y de espíritu naif. Olivier Cresp y Jacques Cavallier firmaban la composición, floral, fresca y afrutada. A esta familia se suma Luna, la enigmática manzana de color azul, de la que se han encargado los perfumistas Christophe Raynaud y Marie Salamane. La fragancia es floral, amaderada y golosa, con dos acordes protagonistas: caramelo y siempreviva. La estela final es un fondo de vainilla carnal y madera de sándalo.

Poison Girl, Dior

Hay que retroceder 30 años para recuperar el lanzamiento de la tentadora manzana prohibida de Dior, Poison. Fue un auténtico bombazo en la época, tanto por su nombre, que significa veneno en francés, como por su intensidad. A principios de este año la marca se decidía a lanzar versión de este perfume mítico con Poison Girl, una composición atrevida, sexy y muy dulce. El perfumista, François Demachy, ha elegido la naranja amarga, rosa y haba tonka para construir la pirámide olfativa de la fragancia.

Sweet, Lolita Lempicka

De 2010 es Le Premier, de Lolita Lempicka, una manzana de color morado, con detalles ornamentales dorados que evoca a la fruta prohibida. La composición es floral frutal gourmand y lleva la firma de Annick Menardo. Más reciente es Sweet, que se presentó en 2015. La firma Anne Flipo, quien ha compuesto una partitura con una salida dulce, a base de cereza cubierta de manzana de caramelo, un corazón amargo de cacao puro y un fondo amaderado con notas de almizcles y cachemira. Según Flipo, este perfume “es como el sabor de unos labios que acaban de morder una cereza bañada en chocolate negro”.

Be Delicious, DKNY

En 2004 DKNY nos invitaba a “morder” la crujiente y refrescante manzana verde de Be Delicious, que desde finales de 2015 tiene compañera, Be Desired, un perfume más floral, con aceite de naranja, grosella negra, pomelo escarchado, hojas de violeta, jazmín sambac y rosa turca.

¡Bon appétit, #BeautyLovers!

Ver todas las imágenes en la galería.




Dejar un comentario