¡Llega el frío! Protege tu piel

Inicio Piel ¡Llega el frío! Protege tu piel

Ya no hay marcha atrás. Que si una borrasca pasajera, que si un bajón de las temperaturas… El frío está aquí para quedarse. A pocos días de estrenar la temporada de invierno, te damos unos consejos para salvar tu piel del frío invernal.

Sales a la calle por la mañana y tu piel choca con el aire helado de las primeras horas del día. Después, en la oficina, la calefacción central hace de las suyas y sientes tu piel abotargada, incluso enrojecida. Estos contrastes de temperatura son muy dañinos para la piel, cuya estructura se contrae cuando hace mucho frío y vuelve a dilatarse cuando está en ambientes cálidos. Como consecuencia, la piel sufre y se ve más áspera, apagada, con tendencia a la descamación. Incluso, las más sensibles pueden presentar cuperosis o rosácea.

¿Cómo cuidar la piel en invierno?

Si te gusta limpiar tu piel con productos que requieren aclarado con agua, hazlo siempre con agua templada y productos sin detergentes, que no resequen la piel. Para finalizar la limpieza escoge un tónico sin alcohol.

Hidrata la piel a conciencia. Este es un paso que no puedes pasar por alto en tu rutina de cuidado facial. En esta época del año elige hidratantes con texturas más ricas y que tengan factor de protección solar (aunque en invierno el sol no caliente, la radiación UVA sigue incidiendo sobre nuestra piel). No abuses de la exfoliación. Con una vez por semana será suficiente para eliminar las células muertas. Y dédicate un tiempo extra para mimar tu piel con una mascarilla hidratante y nutritiva.

Las zonas del contorno de los ojos y de los labios tienen una piel más delicada, por lo que en los meses de invierno deberías protegerlas con tratamientos específicos que proporcionen hidratación y protección.

Estilo de vida

Tu alimentación y estilo de vida también pueden contribuir a lucir una piel bonita. En invierno di sí a los antioxidantes y al omega 3:

Omega 3: son ácidos grasos esenciales que encuentras en el aceite de oliva o girasol crudos, frutos secos y pescado azul.

Antioxidantes: se encuentran presentes en frutas y verduras.

Olvídate del alcohol y el tabaco, que perjudican no sólo a tu salud, sino también a tu piel.

Ver galería.

[slideshow_deploy id=’12116′]

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí