Ponte la mascarilla… para dormir

Inicio Piel Ponte la mascarilla… para dormir

Ya os hemos hablado alguna vez del extenso ritual de cuidados faciales con el que miman su piel las asiáticas, con una sucesión de tratamientos cosméticos, algunos de los cuales aquí no conocemos ni de lejos… Pero si algo nos vuelve locas a las occidentales es todo lo que viene del lejano Oriente y, por supuesto, si hemos caído rendidas ante las BB Creams y las lociones preparadoras, ¿qué no haremos con las mascarillas de acción nocturna?

Puede resultarte extraño ponerte una mascarilla para irte a dormir. Sí, como lees. Tú sigues tu ritual de cuidado facial nocturno habitual y, como último paso, te aplicas la mascarilla, que debes dejar actuar durante toda la noche para que al despertar tu piel se haya recuperado de las agresiones y excesos sufridos durante el día anterior. En principio, la idea de dormir con una mascarilla pegajosa en la cara no resulta nada seductora, pero no temas porque estos tratamientos son ligerísimos, casi todos con una textura gel de efecto refrescante que contribuye a crear una agradable sensación descongestionante sobre tu piel. ¡Ojo! No es necesario retirar la mascarilla al levantarte.

Lo interesante de estos tratamientos nocturnos es que aprovechan las horas de sueño para desplegar todos sus activos, que resultan mucho más activos entre las 11 y las 2 de la madrugada, horas en las que la piel experimenta su máxima regeneración.

Ver galería.

 [slideshow_deploy id=’10321′]

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí