Elizabeth Arden acaba de presentar un nuevo tratamiento intensivo de cuidado facial, Prevage Progressive Renewal Treatment, pensado para renovar la piel en 28 días. Basa su eficacia en el poder de una fórmula que combina polihidroxiácidos, alfahidroxiácidos e Idebenona, el activo antienvejecimiento estrella de la línea Prevage. Hemos hablado con Tatiana Recuero, directora de formación de Elizabeth Arden, para resolver las dudas más frecuentes acerca de los hidroxiácidos, sobre los beneficios de la exfoliación química y el modo de aplicación del nuevo tratamiento de Prevage.




Prevage Progressive Renewal Treatment y el poder de la exfoliación química

A veces, aunque mantengamos una buena rutina de cuidado facial y nos apliquemos sérum, crema facial y protección solar a diario, podemos notar eventualmente el cutis más apagado, falta de luminosidad. Los motivos pueden ser varios, ya que puede deberse a la acumulación de daños producidos por agresores externos, como la exposición solar y la contaminación, entre otros. Estos síntomas los podemos empezar a notar a partir de los 20 años, que es cuando nuestra piel comienza a reflejar los daños acumulados: pueden empezar a aparecer manchas, el tono se vuelve menos uniforme, falta luminosidad…

Una limpieza facial adecuada es esencial para evitar la degradación tisular provocada por el sol y la contaminación, además de una óptima hidratación. Pero hay que valorar las posibilidades que nos brinda la exfoliación química para obtener ese plus de luminosidad que no conseguimos aplicando nuestras cremas habituales.

¿Pero la exfoliación química no es agresiva?

Aunque hace años asociábamos los peeling faciales con tratamientos irritantes que podían causan enrojecimiento o descamación, lo primero que tenemos que tener claro es que la exfoliación química es muy segura, ya que podemos controlar hasta qué punto debe actuar el producto. Para ello, se emplean hidroxiácidos, que tienen una acción renovadora, mejoran la textura de la piel, minimizan el aspecto de los poros y suavizan las líneas de expresión y las arrugas, explica Tatiana Recuero.

Una duda frecuente es qué tipo de piel puede utilizar hidroxiácidos: “Todas las pieles se pueden beneficiar de los hidroxiácidos. Por ejemplo, las pieles mixtas y grasas, por su carácter queratolítico y regulador, y las secas o envejecidas, por su acción renovadora e hidratante”, aclara Tatiana.

Los empleamos como exfoliantes porque aceleran la renovación de la piel, mejoran la función barrera y actúan de forma multidisciplinar sobre los signos de envejecimiento. Además, son aptos para todos los tipos de piel, argumenta Tatiana.


Ver esta publicación en Instagram

¡Renueva tu piel con el nuevo Peeling progresivo de #Prevage! #ProgressIsBeautiful #ProgressiveRenewal

Una publicación compartida de Elizabeth Arden España (@eardenspain) el

¿Qué diferencias hay entre los distintos tipos de hidroxiácidos?

AHA

Alfahidroxiácidos (moléculas de frutas -caña de azúcar- que limpian la piel desde dentro hacia fuera).

Funcionan muy bien para tratar manchas y arrugas, en pieles secas, rugosas y envejecidas.

BHA

Betahidroxiácidos (ácido salicílico, liposolubles).

Alfa y Beta son compatibles.

Funcionan bien en las pieles grasas porque se mezclan con la grasa y limpian poros y granitos.

PHA

Polihidroxiácidos (nueva generación de ácidos que nacen del ácido glicólico -gluconolactona y ácido lactobiónico-).

Son moléculas más grandes, por lo que su acción es más progresiva.

Funcionan bien en pieles sensibles porque no irritan tanto como los alfahidroxiácidos (que pueden producir sensibilidad y reducir la función barrera de la piel).

Refuerzan la piel al renovarla, no la afinan, preservan la hidratación y no son fotosensibles.

Tatiana explica las diferencias de los distintos tipos de hidroxiácidos: “La diferencia está en los grupos hidroxilo y su posición en la molécula. Los AHAS son solubles en agua y actúan en la superficie acelerando la descamación natural de la piel, los Beta son liposolubles y ejercen una ligera acción queratolítica lo que permite eliminar la obstrucción de los poros típica en pieles grasas. Los polihidroxiácidos son una última generación de AHA, tienen un peso molecular más grande lo que favorece una acción progresiva. Son muy hidratantes, preservan la función barrera, no aumentan la sensibilidad al sol… son perfectos para las pieles delicadas”.

Prevage Progressive Renewal Treatment, estuche

Prevage Progressive Renewal Treatment, estuche: cada envase contiene una fórmula para aplicar durante 7 días seguidos.

Piel más suave, luminosa y joven con Prevage Progressive Renewal Treatment

¿Cómo funciona el tratamiento? 

“Prevage Progressive combina AHA Y PHA para una acción peeling progresiva y una tecnología antioxidante muy potente. El ácido láctico y la gluconolactona se combinan para acelerar la renovación de la piel de manera progresiva, retexturizan, suavizan los poros, las líneas de expresión y unifican el tono de la piel. La tecnología de Idebenona actúa reduciendo el estrés oxidativo cutáneo y favoreciendo una piel de aspecto visiblemente más joven”, explica Tatiana.

El tratamiento está pensado para aplicarse en cuatro fases (cuatro semanas), ya que en cada fase la fórmula aumenta progresivamente la concentración, de tal manera que se minimizan las posibilidades de irritación. Para preservar todo el potencial de la fórmula, antes de comenzar a aplicar cada una de las fases, se realiza la mezcla de la Idebenona con los hidroxiácidos. Tan solo tenemos que apretar el tapón de cada frasco para que se libere la Idebenona y se produzca la combinación de activos que estarán listos para utilizar durante los siguiente siete días.

La combinación de hidroxiácidos e Idebenona, permite que nos podamos beneficiar del poder de la exfoliación y de refuerzo de la superficie cutánea, gracias a los poli y alfahidroxiácidos, mientras que la Idebenona contribuye a reforzar y proteger las células nuevas, tras la acción del peeling químico. Además, la fórmula posee un pH tamponado, lo que significa que mantiene el pH de la piel un poquito más bajo, más ácido, para que se produzca la acción renovadora de los hidroxiácidos sobre la piel.

4 Fases en 4 semanas:

Semana 1

Restaura luminosidad.

Semana 2

Se minimizan líneas de expresión y poros.

Semana 3

Se reducen arrugas profundas.

Semana 4

El tono se unifica.

Prevage Progressive Renewal Treatment

Cuatro semanas es lo que dura este tratamiento renovador intensivo de Elizabeth Arden.

Modo de empleo

La aplicación de Prevage Progressive Renewal Treatment es muy sencilla:

1.- Pulsa el tapón del envase para mezclar los activos de la fórmula.

2.- Agita la mezcla.

3.- Sustituye el tapón por el aplicador con cuentagotas.

4.- Aplica el tratamiento sobre rostro y cuello.

Se recomienda aplicar el tratamiento por la noche para que actúe en sinergia con el ciclo circadiano de la piel, que intensifica la capacidad de renovación de esta durante las horas de sueño. Pero no hay problema si lo quieres utilizar también por el día, ya que no reacciona con el sol. Eso sí, por la mañana no olvides aplicarte protección solar después de aplicar los tratamientos faciales.

Ver esta publicación en Instagram

Nuestro suero intensivo de #prevage contrarresta visiblemente los daños ambientales y los signos de la edad. #progressiverenewaltreatment #ProgressIsBeautiful

Una publicación compartida de Elizabeth Arden España (@eardenspain) el

——————————————————————————————————————————————————————————-

Artículo relacionado: ¿Sabes cómo proteger tu piel de las agresiones externas a las que debe hacer frente en la ciudad? Sigue leyendo sobre cosmética para pieles urbanas en el post: “La nueva cosmética urbana“.

Prevage City Smart Elizabeth Arden

 

 


 

¿Más dudas?

Tatiana nos aclara otras dudas que pueden surgir antes de empezar a utilizar Prevage Progressive Renewal Treatment:

¿Cuándo debemos aplicar el tratamiento?

El tratamiento se aplica por la noche para aprovechar la sinergia con el proceso de renovación nocturno natural de la piel.

¿En qué paso de la rutina de cuidado facial se integra este tratamiento?

Por la noche, con la piel perfectamente limpia y seca, aplicar una o dos dosis del gotero sobre la piel de rostro, cuello y escote.  Espera unos 15 minutos para que el producto se absorba y, a continuación, aplica el sérum y la crema de noche habitual.

El tratamiento está diseñado para que cada vial contenga la dosis suficiente de producto para aplicar durante una semana.

¿Cuántas veces podemos hacer este tratamiento en un año?

Prevage Progressive Renewal es un tratamiento intensivo (de choque), para utilizar unas dos o tres veces al año. En los cambios de estación, un mes antes de fechas importantes o celebraciones o, simplemente, cuando sientas que tu piel necesita un cuidado extra.

¿Podemos aplicar el tratamiento a la vez que usamos retinol?

Sí, se pueden utilizar conjuntamente. De hecho, si aplicamos después de Prevage Progressive un cosmético con retinol, vamos a potenciar sus efectos (aunque siempre debemos observar que la piel lo tolere bien).

¿Y si queremos hacernos un tratamiento de estética?

Prevage Pregressive Renewal es compatible con radiofrecuencia porque nuestra piel se beneficia de las sinergias de ambos tratamientos.

¿Por qué es mejor evitar los tónicos?

Es mejor evitarlos cuando estemos realizando el tratamiento de choque de Prevage porque los tónicos alteran el pH.

¿Por qué no es conveniente combinar este tratamiento con probióticos?

Porque los productos con pre y probióticos trabajan sobre el manto hidrolipídico, la emulsión ácida de la piel, y las formulaciones con hidroxiácidos necesitan un pH un poco más ácido del que tiene naturalmente la piel. Las tecnologías de estos cosméticos pueden inhibir en cierta parte la efectividad de la fórmula.

¿Dónde se puede comprar?

En centros de El Corte Inglés.

Precio

Estuche con 4 viales, PVPR 235 €.




Dejar un comentario