Sanidad realiza un control de mercado de protectores solares para garantizar su eficacia

mujer tomando el sol en la playa para el artículo control de mercado de protectores solares

Si sois lectores asiduos de nuestra cabecera, recordareis la polémica suscitada el año pasado por estas fechas a raíz de un estudio realizado por la OCU que sostenía que dos protectores solares infantiles en spray ofrecían menos protección de la que indicaban sus envases. El estudio fue puesto en conocimiento de la AEMPS y se realizaron las pertinentes comprobaciones para averiguar qué afirmaciones eran válidas, la de las marcas o de la OCU. El resultado, sorprendentemente, fue salomónico, puesto que ambos estudios estaban bien hechos a pesar de diferir los resultados. Pero, gracias a esta controversia, la AEMPS advirtió que hacía falta una homogeneización de los métodos de validación. Desde diciembre de 2019 se ha venido desarrollando una campaña de control de mercado de productos de fotoprotección cuyos resultados se obtendrán a comienzos de 2021.

Control de mercado de protectores solares, ¿cumplen lo que prometen?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, AEMPS, está realizando un control de mercado sobre protectores solares con el fin de garantizar de que el SPF que se anuncia en la etiqueta sea correcto.

El estudio comprende el análisis de 19 productos solares que se están analizando en tres fases: in vivo, in vitro y sobre la propia documentación aportada por las empresas.

Se han escogido protectores solares con un SPF 50 y 50+ de nueve empresas nacionales, cinco de empresas de otros países pertenecientes a la Unión Europea y de empresas ubicadas fuera de la Unión Europea. Entre las empresas seleccionadas, están las dos que el año pasado protagonizaron la polémica.

Los análisis in vivo para determinar el SPF se harán conforme a la norma ISO 24444:2010(1) y a la nueva versión de la norma publicada en diciembre de 2019, ISO 24444:2019(2).

Análisis en suspenso por el Covid-19: habrá que esperar

La situación de pandemia en la que nos encontramos debido al Covid-19, ha frenado el avance de los análisis in vitro que debían haber dado comienzo a finales del mes de febrero en un laboratorio oficial de control de Portugal perteneciente a la red europea de laboratorios oficiales OCCL.

El análisis in vivo se realizará en un laboratorio de contratación pública con experiencia en norma ISO 24444 y que participe en un programa de estudios de comparación inter laboratorios para los ensayos del SPF. Pero esta contratación de momento no se ha producido por la suspensión de actividad provocada por el Covid-19.

El análisis documental sí se ha podido realizar, pero hay que cruzar datos con los otros dos estudios para obtener unos datos contrastados.

Debido al escenario de crisis sanitaria creado por el coronavirus, Sanidad estima que podrá retomar los análisis in vivo a comienzos de 2021, con el fin de garantizar la seguridad de los voluntarios que participen en el estudio.

Publicidad