Coty prevé una caída del 20% por el coronavirus

LOGO COTY.
LOGO COTY.
Publicidad

Con motivo de la pandemia del coronavirus, la multinacional Coty ha elaborado un programa de medidas destinadas a salvaguardar la actividad comercial y la posición financiera, protegiendo por encima de todo la seguridad de sus empleados, clientes, consumidores y socios. A la luz del perjuicio económico que está causando esta crisis sanitaria, calcula una caída del 20% de la facturación en el tercer trimestre fiscal (de enero a marzo) y prevé un impacto significativo en los beneficios.

«Coty está tomando las medidas apropiadas en todos los países en los que opera, de conformidad con las recomendaciones públicas locales. Se ha establecido un equipo de respuesta global que ya está operativo», declara mediante un comunicado oficial. Al igual que otros actores de la industria, la compañía está tomando iniciativas para «comenzar a fabricar y suministrar desinfectante para manos a los servicios médicos y de emergencia donde sea necesario».

Ajuste del enfoque comercial

Para amortiguar las consecuencias económicas que ya está provocando el Covid-19, Coty ha reajustado su enfoque comercial a nivel global.

En primer lugar, ha priorizado los canales y los mercados abiertos, acelerando una serie de iniciativas que afectan sobre todo al e-commerce, canal que está registrando un gran crecimiento. Este paquete incluye acciones en Amazon, cuyas ventas en Estados Unidos se han doblado en las últimas semanas, y el lanzamiento en Europa de Kylie Skin en las próximas semanas. Asimismo, los equipos se están preparando para afrontar un fuerte incremento de la demanda una vez superada la crisis, comenzando por la región asiática.

En segundo lugar, la compañía está adoptando medidas temporales y estructurales para ajustar sus gastos y controlar el flujo de caja. Coty espera que la cifra de negocio disminuya alrededor del 20% en términos comparables en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal que concluye el 30 de junio.

«El trabajo realizado por Coty en los últimos 18 meses ha sido increíblemente útil dadas las circunstancias actuales, no solo porque nuestras marcas han mejorado, sino también porque hemos fortalecido de forma considerable nuestros costos y estructuras financieras», ha recalcado el director financiero y de operaciones, Pierre-André Terisse, en referencia al plan de reestructuración de la compañía.

«Estamos muy seguros de la capacidad de Coty no solo para navegar a través de esta crisis, sino también para salir más fuerte de ella», ha sentenciado el presidente, Peter Harf, a su vez fundador de JAB, principal accionista de la multinacional, que ha decidido pagar completamente el préstamo que utilizó para financiar la adquisición llevada a cabo en 2019.

 

 

Publicidad