El coronavirus provocará el mayor descenso de las ventas de belleza en 60 años

Inicio Profesionales Industria El coronavirus provocará el mayor descenso de las ventas de belleza en...

La consultora Kline pronostica que el coronavirus causará el mayor descenso de las ventas de belleza registrado en Estados Unidos en los últimos 60 años. La compañía de investigación de mercados que había estimado un crecimiento anual del 3,8% hasta 2023, ha revisado sus previsiones para el mercado cosmético estadounidense debido a la crisis desatada por la epidemia de Covid-19.

Tras una nueva prospección, calcula un descenso del 2,5% en 2020, aunque en el peor de los escenarios estima una caída del 8,2% y dado el estado actual de la pandemia, con cierres de tiendas próximos a los meses de verano, la consultora estadounidense no descarta que el peor escenario pueda convertirse en el escenario más probable.

El análisis de Kline sobre el impacto del coronavirus en el mercado de belleza agrupa las categorías en cuatro grupos:

  • Categorías de rescate, en la que incluye desinfectantes para manos y jabones líquidos.
  • Conceptos básicos, donde engloba productos de higiene como champús y desodorantes.
  • Soluciones relajantes, como el cuidado facial y los esmaltes de uñas, que pueden disminuir a corto plazo, pero que los consumidores recurrirán a ellos para darse un regalo o establecer rutinas de belleza en casa que permitan la evasión.
  • Categorías puede esperar, en la que incluye los productos a los que más afectará el impacto de las medidas de confinamiento, como pueden ser las fragancias y la cosmética de color.

«El mercado de cosméticos sin duda sufrirá en 2020 y en los años venideros, pero esperamos que se recupere dentro de tres a cinco años como lo ha hecho en todas las recesiones pasadas», afirma la vicepresidenta de productos de consumo de Kline, Carrie Mellage. «En comparación con otras industrias, el mercado de la belleza es bastante resistente a la recesión, y sus productos seguirán siendo deseados por los consumidores, tanto para satisfacer las necesidades básicas como para concederse una indulgencia».

La consultora recuerda que la Historia ha demostrado que la «teoría del lápiz labial» es cierta, con una evolución positiva de la venta de labiales y de maquillaje de ojos en tiempos de recesión (como las cuatro recesiones de 1973 a 2001 en el primer caso y la crisis iniciada en 2008 en el segundo). Y basándose en ella, confía en que otro producto de los considerados más prescindibles se convierta en un éxito de ventas y por tanto en el cosmético icónico de esta pandemia. 

Publicidad