Entrevista a André Albarrán, director de Garnier en España, que analiza la tendencia bio en cosmética

André Albarrán, director de Garnier en España

Con motivo de la presentación del plan #GreenBeauty de Garnier, entrevistamos a André Albarrán, director de Garnier y de La Provençale Bio en España, que analiza la evolución y las perspectivas de futuro de la cosmética bio en España. El plan «verde» de la firma supone acelerar la transformación sostenible que ya estaba en marcha, con una apuesta firme por la innovación para producir fórmulas cosméticas más limpias y respetuosas con los ecosistemas, así como envases sin plástico virgen, reutilizables, reciclables o compostables.

Entrevista a André Albarrán, director de Garnier en España

¿Qué futuro tiene la cosmética bio en el mercado de gran consumo en España?

Creemos que la cosmética bio está destinada a convertirse en una opción más dentro de las existentes en el sector de gran consumo y con un gran potencial de crecimiento. Nuestro objetivo es que todos los públicos puedan acceder a ella mediante un concepto fácil de encontrar, de precio accesible y eficacia comprobada y certificada.

¿Cómo ha evolucionado el consumo de cosmética bio en España?

En el primer trimestre de 2020, la cosmética bio supuso 4,3 millones de euros en España, con un incremento del 19,3%, según Ekimetrics. Y el mercado de cuidado facial natural ha crecido incluso cuatro veces más de prisa.

En 2019, el mercado natural en España supuso un 12% del total del mercado de la belleza, un 6,4% más en comparación con 2018, según datos de Ekimetrics. Sin duda alguna, será una tendencia que seguirá subiendo en los próximos años y nosotros debemos adelantarnos a ello.

¿Cree que el consumidor de Garnier está preparado para el cambio hacia una cosmética más sostenible, que va a valorar los nuevos formatos de champú sólido, los envases de cartón…?

La sociedad en la que vivimos está cambiando y las cifras reflejan una clara inclinación por parte del usuario hacia propuestas más sostenibles y que respondan a su inclinación por un consumo más consciente, especialmente por la situación actual que estamos viviendo.

Sin ir más lejos, según Accenture, el consumo ético y responsable se ha acelerado con el coronavirus. El 64% de los consumidores declara estar reduciendo sus residuos alimenticios y probablemente sigan haciéndolo y el 45% de ellos confirma que se decanta por opciones más sostenibles al comprar y que darán mayor importancia al impacto social medioambiental.

Por lo tanto, con todos estos datos podemos decir que los consumidores no es que estén preparados para el cambio, sino que ya lo están demandando. Como marca de gran consumo que somos es nuestro deber ofrecerle más variedad de productos donde el factor sostenibilidad sea el protagonista.

Garnier Go Green, equipo de comunicación Garnier L'Oréal con André Albarrán
Equipo Garnier durante la presentación de los nuevos productos sostenibles de la marca: champú sólido de Original Remedies, nuevos tratamientos faciales con aceite de cáñamo y nueva coloración natural y vegana, Color Herbalia.

¿El proyecto Green Beauty transformará Garnier?

El proyecto Green Beauty es la punta de lanza de toda la transformación que está haciendo L’Oréal como compañía hacia un modelo de negocio mucho más sostenible para 2030.

Por nuestra parte, estamos alineados con toda la transformación del Grupo y para 2025 habremos hecho grandes avances en materia de fórmula, packaging y, también, habremos apoyado a 800 comunidades en todo el mundo a través de nuestro programa Solidarity Sourcing.

Se trata de un recorrido de fondo, pero nuestro objetivo a largo plazo es conseguuir un Garnier «green» en todos nuestros productos y con planes cada vez más ambiciosos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Garnier España (@garnier_es) el

 

No te pierdas la entrevista completa

en el próximo número de NewsFragancias edición papel.

 

Publicidad