Estée Lauder ajusta su estructura tras el impacto del Covid-19

Boutique Estée Lauder en Milán.
Boutique Estée Lauder en Milán.

Estée Lauder ha informado de que llevará a cabo un plan de reestructuración en los dos próximos años, con el fin de ajustar la estructura de la compañía a la nueva situación creada tras el impacto del Covid-19.

Estée Lauder ajusta su estructura con recortes para hacer frente al impacto del coronavirus

El impacto de la pandemia en las cuentas de Estée Lauder se ha reflejado en pérdidas que suman los 462 millones de dólares entre los meses de abril y junio. Dato negativo correspondiente al cierre de su año fiscal, concluido el 30 de junio, en el que ha obtenido un beneficio neto de 684 millones de dólares, lo que supone un 62% menos que el año anterior. Esta cifra es fruto de una caída de las ventas del 4%, que ha supuesto una facturación de 14.290 millones de dólares.

Las pérdidas se han concentrado en los meses que van de abril a junio y se cifran en 462 millones dólares, tras perder un 32% de ventas en este período.

A pesar de los datos negativos, Fabrizio Freda ha hecho una lectura positiva de las cifras, ya que la primera parte del ejercicio fiscal 2020 fue extraordinariamente buena, con ventas récord y un crecimiento del beneficio por acción muy fuerte, lo que coloca a la compañía en una posición solvente para resistir ante la crisis creada por el coronavirus. «Nuestras prioridades estratégicas para el año fiscal 2021 equilibran correctamente la inversión con la disciplina de costes en medio de la pandemia en curso», ha expresado Freda haciendo referencia al plan de reestructuración que Estée Lauder llevará a cabo durante los dos próximos años y que supondrá la supresión de entre 1.500 y 2.000 puestos de trabajo y el cierre de un 10-15% de sus tiendas en todo el mundo.

Recortes y cierre de tiendas

A pesar de que las cifras de crecimiento de la compañía fueron excepcionalmente buenas durante la primera parte del ejercicio 2020, el cierre negativo del año y el entorno de crisis global creado por el coronavirus, ha impulsado un plan de reestructuración de la empresa, «Programa de Aceleración Comercial Post Covid», que conllevará reducción de plantilla y cierre de tiendas en todo el mundo.

Según se informa desde Estée Lauder, se va a realizar un plan de equilibración de costes y se va a adaptar la red detallista ante el nuevo panorama de consumo. Esto va a suponer el cierre de tiendas físicas independientes y de espacios en grandes almacenes de las marcas de Estée Lauder en Europa, Oriente Próximo, África y en América del Norte. En cambio, la empresa va a reforzar la inversión digital.

En total, se espera que la compañía prescinda de entre 1.500 y 2.000 puestos de trabajo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Estee Lauder Spain (@esteelauder_es) el

Estée Lauder, motor de la compañía

Por categorías, en cuidado facial, Estée Lauder ha destacado por su crecimiento a doble dígito por tercer año consecutivo, gracias a la gran demanda de tratamientos como Advanced Night Repair, Perfectionist, Re-Nutriv, Micro Essence y Revitalizing Supreme+.

También destaca el buen comportamiento de La Mer, que, junto con Estée Lauder, pilota la categoría de Skin Care. Los tratamientos más demandados han sido The Treatment Lotion, The Regenerist Serum y The Eye Concentrate.

Dr Jart, incorporado a la compañía en diciembre de 2019, ha contribuido con un 1% al crecimiento de las ventas.

La categoría de maquillaje han sufrido más las consecuencias del cambio de hábitos de los consumidores a causa de la pandemia. Las bases de maquillaje y los labiales han sido los segmentos más lastrados. Tan solo se salva de la involución La Mer, que ha visto crecer las ventas, gracias al fuerte crecimiento experimentado en la primera mitad del año fiscal, debido al éxito de The Luminous Lifting Cushion Foundation.

Sufre también la división de fragancias, que ha visto caer las ventas de Estée Lauder y Jo Malone y que también se ha resentido por la pérdida de la licencia de Tory Burch en diciembre de 2019.

Cuidado capilar ha perdido ventas, tanto en Aveda como en Bumble and Bumble, debido al cierre de tiendas y salones motivado por el coronavirus.

Publicidad