Fallece Liliane Bettencourt

Inicio Profesionales Industria Fallece Liliane Bettencourt

Liliane Bettencourt, hija única del fundador de L’Oréal, ha fallecido a los 94 años.

«Liliane Bettencourt ha muerto esta noche en su domicilio. Hubiera cumplido 95 años el 21 de octubre. Mi madre se fue en paz», anunció ayer su hija, Françoise Bettencourt-Meyers a través de un comunicado. En él, ha aprovechado para expresar su confianza en el presidente de la compañía, Jean-Paul Agon, así como en toda la plantilla.

En nombre de todos los empleados de la multinacional francesa, Jean-Paul Agon, ha dado el pésame a Françoise, a su marido, Jean-Pierre Meyers, y a sus dos hijos, Jean-Victor y Nicolas. «Teníamos una profunda admiración por Liliane Bettencourt que siempre ha velado por L’Oréal, la empresa y sus colaboradores», ha declarado Agon, antes de concluir afirmando: «Nos ha dejado una gran dama de la belleza que nunca olvidaremos».

A su muerte, Liliane era la mujer más rica del mundo, la decimocuarta fortuna del mundo, según la lista Forbes, y la persona más rica de Francia, con activos valorados en más de 30.000 millones de euros, en gran parte gracias a L’Oréal. La heredera ha vivido con discreción, alejada de las fiestas y los oropeles de la jet-set; sin embargo, durante sus últimos diez años la multimillonaria se vio envuelta en dos grandes escándalos debido a su deterioro cognitivo.

Liliane nació en París en 1922. A los 5 años quedó huerfana de madre y fue su padre, el químico Eugène Schueller fundador de L’Oréal, quien tuteló su educación. Con solo 14 años, entró como becaria en la empresa familiar, que heredó en 1957 tras la muerte de su progenitor. Aunque nunca la dirigió, siempre influyó en su trayectoria hasta 2012. Ese año se retiró obligada por la demencia, al cabo de una larga batalla judicial entablada con su hija. Françoise se negaba a que el amigo íntimo de su madre, François-Marie Banier, entre otras personas de su entorno, se aprovecharan de la merma de facultades de Liliane, viendo peligrar el control de la compañía. Ha sido uno de los casos más polémicos en la historia reciente de Francia, pero no el único. La multimillonaria heredera también apareció en el centro del gran escándalo político-financiero sobre la financiación ilegal del partido de Nicolas Sarkozy. Al ex presidente francés se le achacaba un delito de abuso de debilidad de la anciana para conseguir financiación, del que fue absuelto.

Actualmente, el grupo familiar Thetys, presidido por Françoise Bettencourt Meyers, es el principal accionista de L’Oréal, ostentando el 33% de las acciones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí