¿Por qué LVMH no compra Tiffany?

LVMH compra Tiffany & Co.
LVMH compra Tiffany & Co.

Pese a que la compra se daba por segura a finales de 2019, la irrupción del Covid-19 ha trastocado los planes financieros de muchas compañías y la esperada adquisición de Tiffany por parte de LVMH se ha cancelado. No obstante, el grupo francés ha explicado los motivos que no serían enconómicos.

LVMH no compra Tiffany después de meses de negociaciones

Ya en junio LVMH hizo públicas sus reticencias a cerrar la compra de Tiffany, contradiciendo la información que se reveló en noviembre de 2019, cuando se anunció a bombo y platillo la operación financiera por un valor de 14.700 millones de euros. Pero la pandemia de coronavirus ha supuesto un duro golpe para la economía de las compañías, que han tenido que hacer frente a fuertes caídas de ingresos motivadas por el cierre de tiendas, primero, y, después, por la crisis económica. La reunión de la junta directiva el pasado mes de junio  para tomar una decisión sobre esta operación no auguraba nada bueno. Los ejecutivos tenían serias dudas sobre la viabilidad de la compra y así lo manifestaron a la prensa al sostener incluso «no estar considerando comprar acciones de Tiffany» a pesar de la caída de precios que la compañía sufría entonces por el convulso panorama económico que se vivía en Estados Unidos en ese momento.

Finalmente, LVMH ha comunicado hoy que la operación de compra de Tiffany no se llevará a cabo debido a una «sucesión de eventos» que han «debilitado la transacción». A lo que Tiffany ha respondido interponiendo una demanda en Estados Unidos para obligar a la compañía a completar la operación.

El motivo: ¿una disputa arancelaria?

Según ha explicado LVMH, el Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores de Francia ha pedido a la empresa que retrase la compra de Tiffany hasta el 6 de enero de 2021 como medida de presión ante la amenaza de subida de aranceles lanzada por Estados Unidos. Por su parte, Tiffany también habría solicitado prorrogar el cierre de la operación hasta el 31 de diciembre. Esta dilación supone sobrepasar la fecha tope fijada para cerrar la adquisición el 24 de diciembre de 2020 y, por tanto, hace imposible la adquisición. No obstante, Tiffany, interesada en cerrar el acuerdo, ha refutado las alegaciones de LVMH para evitar la compra ya que entiende que una orden de Gobierno no puede romper un contrato legal y vinculante.

Este anuncio ya ha tenido repercusiones económicas, ya que LVMH ha caído un 1,64% en la bolsa de París, después de dar a conocer la noticia, y Tiffany ha perdido un 8,85% en la bolsa de Nueva York.

Publicidad