Puig confirma la compra de Charlotte Tilbury

Charlotte Tilbury presentando su marca a la prensa en Madrid en octubre de 2018.

Un día después de que se filtrara a los medios la noticia, Puig confirma la compra de Charlotte Tilbury. Tal y como se había avanzado, Puig adquiere una participación mayoritaria mientras que la fundadora permanecerá en la compañía y mantendrá una «participación minoritaria significativa», aunque no se precisan más detalles. Según Bloomberg, la operación ha alcanzado los 900 millones de euros.

El grupo Puig más fuerte

El grupo con sede en Barcelona se ha hecho con el control de una de las marcas de cosmética color más emergentes de los últimos años, gracias a la alianza con BDT Capital Partner, banco de inversión que, además de haber actuado como asesor financiero, tendrá también una participación minoritaria.

Actualmente, Puig es un gigante a escala global del segmento de fragancias selectivas, como resultado de una estrategia largamente planificada. La incorporación de Charlotte Tilbury se interpreta como la base de un nuevo pilar para equilibrar el negocio selectivo. Se trata de una marca de maquillaje y cuidado de la piel consolidada y de rápido crecimiento, con una fuerte presencia digital, que convertirá al grupo en un operador mundial más fuerte. «Estamos realmente entusiasmados de asociarnos con Charlotte y su equipo y apoyarlos en la próxima etapa de desarrollo de la marca», ha asegurado el presidente y CEO Marc Puig. «Esta adquisición es clave en nuestro objetivo para desarrollar un sólido negocio de maquillaje y cuidado de la piel».

El éxito de Charlotte Tilbury

La maquilladora y fundadora Charlotte Tilbury continuará al frente de la firma como Chairman, President y Chief Creative Officer, en tanto que Demetra Pinsent asumirá la responsabilidad de CEO. «Hemos llegado a un punto crucial en nuestro crecimiento desde que lanzamos la marca hace siete años, y esperamos dar paso a nuevas oportunidades con Puig, el socio perfecto con el que desarrollar una marca icónica y perdurable», ha declarado Tilbury. «Puig pilota algunas de las marcas más emblemáticas de moda y fragancias del mundo y siempre me ha inspirado su poder de innovación y reinvención a través del storytelling y la creatividad, así como el respeto por las marcas lideradas por el propio fundador, como la mía. Me siento como en casa», ha afirmado.

La maquilladora británica, que creció en Ibiza, creó su propia marca en 2013, después de acumular experiencia maquillando a las celebrities más famosas del mundo. En esa época también desarrolló productos para reconocidas firmas de lujo. Charlotte Tilbury ha logrado un gran éxito en la categoría de maquillaje y también en cuidado de la piel gracias la crema hidratante Magic Cream.

 

Bodegón de maquillaje de Charlotte Tilbury, con el best-seller Magic Cream en el centro.
Publicidad