Sephora prueba un nuevo formato de tienda en Francia

Inicio Profesionales Distribución Sephora prueba un nuevo formato de tienda en Francia

La cadena propiedad de LVMH está ensayando en Francia Sephora Flash, un nuevo formato de tienda más pequeña, con más plantilla, que integra las ventas online incluyendo el servicio de entrega.

Con una superficie de 140 metros cuadrados, notablemente inferior a la de las tiendas habituales, Sephora Flash alberga lo mejor del surtido, limitando a 3.500 el número de referencias, y da la opción de complementar la compra vía online, a través de diferentes dispositivos digitales, como góndolas, tabletas o quioscos. El cliente puede elegir entre regresar al día siguiente a la tienda a recoger los productos o esperar a recibirlos gratis en casa, siempre que la compra supere los 60 euros.

Un robot Nao da la bienvenida a los clientes, invitándoles a tomar la cesta digital (una tarjeta NFC) junto con la cesta física tradicional. Sephora Flash apuesta por las pantallas para satisfacer a la generación Millennial. No solo permiten consultar otros productos, ampliar información y realizar compras, sino que se prestan al juego y la experiencia, como sucede con los espejos de selfies. Después de un servicio de belleza, el cliente puede hacerse una foto en el espejo y compartirla por SMS o mail. Sin embargo, Sephora no piensa instalar iBeacons en los escaparates, tecnología que sí está testando en EEUU: al detectar el paso de potenciales compradores, envía a sus smartphones publicidad y promociones de la tienda.

El surtido se complementa con los servicios de belleza, como por ejemplo el bar de cejas de Benefit, el de pestañas postizas de Make Up Forever o el flash bar. Pese al tamaño más pequeño de la tienda, la plantilla es de 15 personas, para reforzar el consejo y mejorar la atención. Con el fin de evitar las colas, cuatro vendedores están equipados con terminales de pagoLa tienda también cuenta con un cajero automático de muestras, que permite al cliente elegirlas, y con cargador de móviles, como no podía ser de otra manera, pensando en una experiencia de compra 3.0.

La primera tienda Sephora Flash se ha abierto en la calle Rivoli de París. Aunque la cadena no ha dado objetivo de aperturas, sí ha puntalizado que este formato facilitará el acceso al centro de las ciudades, donde los locales escasean y son caros, con lo que Sephora podrá instalarse en zonas turísticas muy transitadas donde no tiene presencia.

Este modelo representa un paso más hacia “el comercio conectado, que combina lo físico y lo digital de manera fluida para responder mejor a las expectativas de la clientela”, ha explicado la directora general de Sephora en Francia, Marie-Christine Marchives. “Al entrar en este punto de venta, el cliente tiene la misma opción que en nuestro buque insignia de los Campos Elíseos, pero hace la compra de manera diferente”.

Se espera que dicha combinación se traduzca en un aumento de las ventas, dado que los compradores que alternan ambos canales tienden a gastar más.

Sephora Flash, rue Rivoli, París.
Un robot Nao invita al cliente a tomar la cesta digital, una tarjeta NFC (Near Field Communication).
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí