Stanpa y la Embajada de Reino Unido en España debaten sobre el nuevo marco del Brexit

Stanpa refuerza su junta directiva. Sede en Madrid

El nuevo marco regulatorio que va a suponer el Brexit para la industria cosmética ha sido objeto de debate esta semana entre Stanpa y la Embajado de Reino Unido en España. El objetivo es alcanzar una visión integral sobre las negociaciones y las relaciones entre ambos países.

Reunión virtual entre Stanpa y la Embajada de Estados Unidos

Bajo el nombre de «El sector de la perfumería y cosmética española ante el futuro de la relación económica RU-UE», Stanpa y la Embajada de Reino Unido en España.

Durante este encuentro  se han abordado los actuales retos y oportunidades comerciales para empresas cosméticas en Reino Unido, un mercado que se erige como el cuarto destino de las exportaciones españolas de productos de perfumería y cosmética que alcanzan un valor superior a los 300 millones de euros.

La directora internacional de Stanpa, Susana Arranz, y la agregada comercial de la Embajada de Reino Unido en España, Beatriz Asúa, fueron las encargadas de inaugurar el encuentro virtual que reunió a más de 100 representantes de compañías del sector. A nivel institucional, la cita ha contado con la participación de Michelle St Clair, primera secretaria de Asuntos Económicos, y Francisco Álvarez, agregado de Políticas Públicas de la Embajada de Reino Unido en España.

Asimismo, Nicholas Shaw Núñez, Head of International Growth & Regulatory Services de la Asociación Británica de Cosméticos (CTPA), y Pilar García, directora técnica de Stanpa, han valorado la adaptación de productos cosméticos ante el nuevo escenario técnico-regulatorio para ambos mercados.

Finalmente, la mesa redonda culminó con la presentación de dos casos de éxito de la mano de Rodrigo Menéndez, socio y director de Isolée como empresa importadora de Reino Unido, y Juan Albanell, Chief Comercial Officer de Natura Bissé Group como empresa exportadora de Reino Unido.

Objetivo: arancel cero

Durante el acto, se ha profundizado en la actual situación de negociación entre Reino Unido y la Unión Europea y, en el plan de acción establecido por ambas partes. En este sentido, Michelle St Clair, primera secretaria de Asuntos Económicos de la Embajada de Reino Unido en España, ha destacado que el objetivo de Reino Unido es buscar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea teniendo como precedente el que la Unión Europea ha acordado con Canadá o Japón. La declaración política RU-UE establece por tanto un objetivo de acuerdo con arancel cero y cero cuotas. Como señaló St Clair, lograr un acuerdo de estas características es de gran interés tanto para las personas como para las empresas de todo el Reino Unido y la Unión Europea, debido a la reducción de los costes y procesos asociados al comercio internacional.

Cambios en 2021

El Gobierno Británico introducirá nuevos controles fronterizos a los productos procedentes de la Unión Europea desde el 1 de enero de 2021 y aplicará los aranceles correspondientes desde el primer día, con algunas excepciones. En julio de 2020, se publicará un modelo operativo fronterizo (Border Operating Model) que definirá en detalle el funcionamiento de las aduanas británicas.

El impacto que el Covid-19 ha tenido en el sector cosmético va a implicar una ralentización de las nuevas medidas acordadas. Por ello, Reino Unido ha decidido introducir controles fronterizos en 3 etapas que culminarán en julio de 2021, “esto proporcionará a la industria cosmética tiempo suficiente para prepararse ante los nuevos procedimientos”, tal y como ha apuntado Francisco Álvarez, agregado de Políticas Públicas de la Embajada de Reino Unido en España.

Pilar García, directora técnica de Stanpa, ha subrayado que “tras su salida de la UE, el Reino Unido se convertirá en un país tercero por lo que los productos importados que se pongan en el mercado español deberán cumplir con el Reglamento Europeo de Cosméticos, incluida la designación de un responsable que recaerá sobre el importador. Además, se deberá presentar ante la AEMPS la ‘Declaración Responsable de actividades de importación de productos cosméticos’, así como contar con instalaciones autorizadas y una persona cualificada”.

Publicidad