La reducción de la socialización penaliza la campaña de Navidad 2020 en la perfumería

Bodegón de cuidado facial para noticia La reducción de la socialización penaliza la campaña de Navidad 2020, así como las ventas de todo el año de la perfumería

Según datos Nielsen IQ, la reducción de la socialización impuesta por las restricciones sanitarias necesarias para poner freno a los contagios por Covid-19 ha penalizado a la campaña de Navidad de 2020. Los datos auditados por la consultora en las últimas ocho semanas del año hasta el 10 de enero, reflejan un decrecimiento de la facturación del 11%.

La reducción de la socialización penaliza la campaña de Navidad 2020, así como las ventas de todo el año de la perfumería

Según Olivia Iglesias, Client Business Partner Client Delivery de Nielsen IQ, las navidades atípicas que hemos tenido han penalizado las ventas de la perfumería que tan solo ha registrado una momento positivo de las ventas durante la primera semana de enero, coincidiendo con las compras de Reyes.

Ventas campaña Navidad 2020 belleza y perfumería, Datos Nielsen IQ«El total H&B (higiene y belleza) registra un decrecimiento de un 11% durante las ocho semanas del período navideño, penalizado, sobre todo, por la categoría de belleza, que pierde un 17,7% en el segmento de lujo y un 16,8% en gran consumo», concreta la analista.

En cuanto a los datos del año completo, H&B ha terminado 2020 con una caída del 9,3%. Esta evolución negativa se explica por la disrupción de hábitos del consumidor, que ha visto reducida drásticamente su vida social. «Las categorías que tienen que ver con socializar han sido las más perjudicadas: maquillaje cae un 39% y fragancias lo hace un 28,2%», apunta Iglesias.

Ventas 2020 perfumes y belleza, Datos Nielsen IQPor otra parte, hay otras categorías cuya demanda también se ha visto reducida en 2020, a pesar de estar relacionadas con el gesto básico de la higiene, como cuidado capilar y afeitado: «El consumidor ha salido menos de casa, ha ido menos a la oficina y al gimnasio…, lo que se traduce en una caída del 5,2% de la categoría de cuidado capilar y del 13,4% en lo que respecta a la de afeitado».

Las únicas categorías que han salido beneficiadas por los nuevos comportamientos de los consumidores son las relacionadas con la higiene y la salud: «Cuidado corporal ha demostrado muy buena evolución, con un crecimiento del 12,6%, aunque hay que tener en cuenta que aquí se está contabilizando los geles hidroalcohólicos (que crecieron un 2.673%), y el jabón de manos también creció, con una evolución del 49%».

Publicidad