Quizá te suene este término, probiótico, y es que lleva muchos años entre nosotros pero en el campo de la alimentación (¿quién no ha comido alguna vez un yogur con bífidus?). Ahora la industria de la belleza pone el foco sobre este ingrediente activo por sus beneficios para el cuidado de la piel, ya que contribuye a regenerar la barrera defensiva de la epidermis, lo que es muy interesante en tratamientos dirigidos a pieles sensibles y con tendencia atópica e incluso para las pieles maduras que han perdido parte de su capacidad de regeneración.

Probióticos en cosmética

Los probióticos son interesantes para la industria cosmética porque contribuyen a crear un microbioma sano. Es decir, a que la flora bacteriana que habita nuestro organismo sea equilibrada. Cuando este equilibrio se ve alterado, es cuando notamos algún problema en la piel, como escozor o irritación.

Por este motivo, los laboratorios cosméticos han puesto el foco sobre los probióticos cargados de bacterias con los que alimentar a la flora bacteriana de la epidermis. Marcas como P&G y L’Oréal y fabricantes de ingredientes como Basf, Givaudan, Vantage Specialty Ingredients y Azitra son pioneras en el desarrollo de productos enfocados a cuidar el microbioma.

La complejidad que entraña el estudio del microbioma humano reside en que cada individuo tiene el suyo propio, una combinación de bacterias de la piel que varían en función de la zona geográfica, del tipo de piel… Lo que la ciencia trata de averiguar no es tanto qué tipo de bacterias son buenas o malas, sino cuál es el nivel óptimo de bacterias para que un grupo de ellas no crezca demasiado y produzca un desequilibrio que suponga un problema para nuestro organismo, que en el caso de la piel se manifiesta en acné, rosácea, psoriasis, o dermatitis atópica.

Actualmente, las marcas cosméticas investigan qué impacto tienen sobre el microbioma determinados ingredientes, con el fin de desarrollar nuevas fórmulas de tratamiento. Por ejemplo, La Roche Posay, marca especializada en el cuidado de la piel atópica, está realizando estudios con agua termal que sugieren que este agua mejora las defensas inmunitarias de la piel al reducir la población de bacterias Staphylococcus, presentes en la piel atópica. Hasta ahora podíamos encontrar este tipo cosmética especializada en afecciones de la piel en la farmacia, pero las marcas han dado un paso más y han empezado a trabajar sobre formulaciones cosméticas dirigidas a un público más general, que no necesita resolver un problema dermatológico sino que busca un tratamiento de cuidado facial que mejore el cutis en un sentido estético.

Cuidado facial probióticos

La salud del microbioma reside en el equilibrio de la flora bacteriana de la piel.

Superstart, la línea de cuidado facial con probióticos de Elizabeth Arden

Cuando Elizabeth Arden presentó Superstart en 2015 introducía un nuevo concepto en el terreno de cuidado de la piel que vinculaba este gesto con la salud y el bienestar, idea que la marca refuerza con el lanzamiento de dos nuevos productos que incluyen probióticos. Se trata de Superstart Probiotic Cleanser, una limpiadora, y Superstart Probiotic Boost Skin Renewal Biocellulose Mask, una mascarilla de celulosa con fórmulas que ayudan a la microbiota natural de la piel a reforzar sus propias defensas naturales.

“Para que la piel funcione adecuadamente y se proteja a sí misma, necesita los niveles correctos de pH y los niveles de microbiota saludables. Miles de millones de bacterias de la microbiota natural, tanto beneficiosas como perjudiciales, viven en el estrato superficial de la piel, y una falta de equilibrio puede tener como consecuencia un problema dermatológico crónico; pero incluso si no sufres este tipo de problemas, el cuidado probióticos de la piel puede ayudar a reducir la pérdida de agua, aumentar la hidratación y dejar la piel con un aspecto suave, radiante y flexible”, explica la doctora Dendy Engelman, dermatóloga asesora de Elizabeth Arden.

Ingredientes de Superstar Skin Renewal Booster

Complejo probiótico

Proporciona a la piel un complemento probióticos que mejora su aspecto y tiene un efecto nutritivo y alisador, además de optimizar la microbiota y las defensas naturales.

Extracto de hinojo marino

Planta costera mediterránea con una gran capacidad de supervivencia que mejora la luminosidad, suavidad y complexión de la piel. También tiene propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres.

Extracto de semilla e lino

Refuerza la barrera cutánea y estimula la piel para mantener unos niveles óptimos de lípidos.

Extracto de salicornia

Ayuda a potenciar la hidratación natural del cutis con la optimización de acuaporinas, los canales de hidratación de la piel y la reducción de la pérdida de agua dentro de esta.

Superstar Skin Renewal Booster (50 ml, PVPR 79 €)

Superstart Probiotic Cleanser – Whip to Clay (125 ml, PVPR 29 €)

Superstar Probiotic Boost Skin Renewal Biocellulose Mask (4 mascarillas, PVPR 49 €)

Mask Elizabeth Arden Superstar

Esta mascarilla de celulosa contiene doble concentración de probióticos que contribuye a optimizar la microbiota y las defensas naturales de la piel.

El revolucionario sérum con probióticos de Advanced Génifique Sensitive, de Lancôme

Este sérum está enfocado a las pieles sensibles o que sufren períodos de sensibilidad cada cierto tiempo a lo largo del año, por estrés, alteraciones hormonales o debido a los cambios meteorológicos. Lancôme habla de “bad skin days”, esos días en que sentimos la piel irritada o hinchada y se refiere a la “crono-sensibilidad” como esos picos de sensibilidad temporales que pueden durar de uno a varios días.

Advanced Génifique Sensitive es un tratamiento de un mes que se activa en el momento de la primera utilización y que calma y refuerza la piel. Nace del mítico sérum de la marca, Advanced Génifique Sensitive (uno de los más vendidos en España), al que se añade un complejo antioxidante compuesto de vitamina E y ácido ferúlico, un ingrediente activo muy potente y difícil de estabilizar. Lancôme logra introducirlo en la fórmula, al incluirlo en una ampolla aparte que se activa en el momento de estrenar el tratamiento. De este modo el ingrediente conserva toda su eficacia.

Por primera vez los laboratorios de la maison asocian tres grandes familias de fracciones de probióticos: una bifidobacteria y una levadura (que ya estaban en el sérum Advanced Génifique) y el dlactobacilo casi, que calma la piel.

Acción del complejo probiótico:

1.- Reduce la inflamación de la piel

2.- Optimiza la estructura y la diferenciación de la epidermis y refuerza la función de barrera cutánea.

3.- Actúa en la estructura de la dermis favoreciendo la síntesis de elementos vitales para que la piel esté más firme y tersa.

Advanced Génifique Sensitive, Lancôme

Este sérum con probióticos está recomendado para piel sensible.

 Crème Nº2, una burbuja de suavidad con probióticos, de Payot

Esta crema debe su nombre a que fue el segundo tratamiento formulado por la doctora Nadia Payot hace más de medio siglo. Es un bálsamo pensado para calmar las pieles sensibles y/o reactivas que combina beneficios de fitoterapia y aromaterapia.

Crème Nº2 Nuage

Tiene una textura ligera similar a una mousse que hidrata, calma la sensación de incomodidad y reduce la irritación y las rojeces de las pieles sensibles con tendencia normal.

Crème Nº2 Cachemire

Con una textura envolvente de aceite en crema, este tratamiento nutre, calma la sensación de incomodidad y reduce la irritación y las rojeces de las pieles sensibles con tendencia seca.

Ingredientes

Prebióticos y probióticos

Trabajan para restablecer la flora de la piel y fortalecer y proteger la piel de las agresiones externas.

Boswellia

Tiene una acción antiinflamatoria que ayuda a calmar y suavizar la irritación.

Jazmín salvaje

Ayuda a proteger mejor la piel de las agresiones diarias.

PVPR 51 €

Creme Nº2 Payot, con probióticos

Crème Nº2 de Payot contiene probióticos que protegen y fortalecen la piel.

Dejar un comentario