Hace poco más de un mes que fallecía la diseñadora de moda Sonia Rykiel, así que el primer desfile de la marca ha servido como homenaje a esta gran mujer. Lancôme no ha querido faltar al evento, como marca encargada del maquillaje de las modelos. Como sabéis, recientemente la firma ha lanzado una colección que ha desarrollado junto a esta casa de moda. Así que no había mejor ocasión para poner en valor la carrera creativa de la diseñadora.

El desfile en París para presentar la colección de moda de la próxima primavera-verano 2017 de Sonia Rykiel se ha convertido en un homenaje a la fallecida diseñadora. Lancôme ha sido la marca encargada del maquillaje de las modelos. No podía ser de otra forma, pues la firma ha presentado hace poco una colección de maquillaje que evocaba el mundo naif de los diseños de Sonia Rykiel. Lisa Eldridge, directora creativa de maquillaje de Lancôme, ha sido la encargada de dirigir el backstage, donde han trabajado algunos de los mejores maquilladores de la firma, entre los que se encontraba el español Roberto Siguero.

El look de maquillaje Sonia Rykiel

Los pigmentos azules de la paleta Saint Germain han sido los protagonistas del look, que Lisa Eldridge ha diseñado. Su idea era conservar la frescura natural de las modelos, así que se aleja de todo exceso. Nada de sobrecargar la piel, sino que la realza con un toque satinado para iluminar. Los labios se hidratan y se intensifican con un toque de labial beige rosado. Los protagonistas, los ojos, que se definen con un delineado azul y máscara de pestañas.

Así explica Lisa cómo ha ideado el look de maquillaje:

“Para crear el look de maquillaje, me inspiré básicamente en los colores de la ropa y el encanto natural de los diseños. La elección del azul era obligada. Pero quise que fuera una referencia sutil y, por encima de todo, quería que el maquillaje evolucionara como cuando una chica ha estado bailando toda la noche”.

Para la piel, se usa Teint Visionnaire o Miracle Cushion. En las mejillas, un toque de colorete Blush Subtil Cushion de la colección de Sonia Rykiel de Lancôme. Para conseguir un aspecto jugoso, una pincelada de Éclat Miracle sobre el hueso de la mejilla.

Los ojos se delinean con un lápiz negro sobre la base de las pestañas superiores y, encima, unos toques de sombra azul, que se aplica con un pincle humedecido. Para iluminar, un toque de sombra plateada en el lagrimal. Las pestañas se alargan con Black Grandiôse en negro. Bajo las pestañas, sombra gris claro.

Dejar un comentario