Angelini Beauty presenta un ERE

Belâge Skin Up, Anne Möller

Angelini Beauty ha presentado un ERE (expediente de regulación de empleo) para despedir a 38 de los 119 empleados que trabajan en la sede de Barcelona. 

La plantilla ha programado una campaña de movilizaciones y protestas que incluye una convocatoria de huelga a partir del próximo 4 de junio para protestar contra el ERE de la compañía. Gruppo Angelini, propietario de la empresa, ha justificado la tramitación del expediente alegando que “el actual modelo de explotación resulta ineficaz y pone en entredicho la viabilidad futura de la compañía española”, según ha informado el Colectivo Ronda, cooperativa de abogados que está asesorando a los trabajadores.

El procedimiento del despido colectivo, que actualmente se encuentra en periodo de consultas, pretende suprimir 38 puestos de trabajo pertenecientes a los departamentos de marketing y comunicación, análisis de ventas y relación con los proveedores de las áreas de producción y logística. La matriz quiere trasladar estas funciones a las instalaciones que posee en la localidad italiana de Lodi, a las afueras de Milán, donde ya estableció la dirección general de Angelini Beauty a principios de este año.

Uno de los abogados del equipo de asesores, Txé Gasch, señala que en la memoria explicativa del despido colectivo el grupo especifica que las causas son productivas y organizativas (no organizativas); en cambio, más adelante el documento menciona reiteradamente que la supresión de los puestos debe ayudar a revertir las pérdidas acumuladas por Angelini Beauty en los últimos 4 años que rondan los 10 millones de euros. “Estas supuestas pérdidas no tienen nada que ver con una hipotética disfunción del modelo de explotación sino que responden de forma inducida a las complejas operaciones financieras y contables que se dan entre las diferentes sociedades que integran el Gruppo Angelini y que afectan de forma radical a los márgenes comerciales de la sociedad española, trasladando masivamente los beneficios obtenidos con la actividad desarrollada aquí hacia la matriz italiana y otras empresas del grupo”, denuncia Gasch. Otro de los abogados, Albert Vallribera, considera que se está produciendo un desguace de la estructura productiva de la empresa para reducirla a la función de mera comercializadora.

Angelini Beauty gestiona una amplia cartera de marcas en la que destaca la firma cosmética Anne Möller así como las fragancias de Angel Schlesser, Mandarina Duck, Trussardi, Laura Biagotti, Gianfranco Ferré, Blumarine y Armand Basi. También distribuye los perfumes de  Versace, Missoni, Moschino y Dsquared2.

Dejar un comentario