Lancaster completa su línea de cuidado facial 365 con tres productos específicos para la noche. Si eres de las que hace pereza antes de irse a dormir y se salta los cuidados faciales nocturnos, deberías hacer contrición y reconocer tus pecados beauty. Hoy te explicamos por qué.

Si Lancaster completa su línea 365 con tres productos para aplicarnos por la noche, no es por casualidad. Los cuidados que la piel recibe por la noche son muy necesarios para que esta se recupere durante las horas de sueño de las agresiones que ha recibido por el día y que a veces sigue recibiendo por la noche. Durante el día nuestra piel está expuesta a un clima adverso, contaminación, estrés, mala alimentación… Todo ello derivado del estilo de vida urbano y estresante que llevamos. A eso hay que sumar el impacto que la luz azul de las pantallas tiene sobre la piel y que no cesa muchas veces durante la noche. ¿Quién no ve su programa favorito de la televisión comentándolo a la vez en redes sociales? ¿Quién se resiste a no mirar un mensaje de WhatsApp mientras trata de conciliar el sueño?

Según nos explican desde Lancaster la falta de un sueño de calidad es uno de los factores que aceleran los signos de la edad: menos de cinco horas de sueño por la noche equivale al doble de signos de envejecimiento.

Por ese motivo, la marca tenía que ampliar su línea más completa de tratamiento facial con una gama de tratamientos nocturnos.

La línea de noche

Espuma limpiadora

Esta espuma es mitad exfoliante y mitad limpiadora. Tiene una acción rejuvenecedora, al dejar la piel desintoxicada y preparada para recibir el suero y la crema de noche.

Su fórmula limpiadora elimina de la piel los filtros UV, las partículas contaminantes, los restos de maquillaje y las células muertas. Incluye un complejo exfoliante suave compuesto por tres ingredientes activos: ácido salicílico, un BHA con propiedades queratolíticas, extracto de piña, extracto de hibisco, un AHA natural para estimular la descamación natural y contribuir la eliminación de las células muertas. Además, se ha añadido glicerol para garantizar una buena hidratación.

Esta espuma es apta para todo tipo de piel, incluso las secas.

Crema de noche

La crema de noche de Lancaster produce el efecto de un sueño reparador, gracias a una tecnología innovadora que permite que la piel se regenere de manera óptima mientras duermes. Se inspira en las mascarillas de noche asiáticas, con una textura que proporciona una sensación de frescor y confort a la piel.

Está formulada con un ingrediente activo de origen natural que estimula la reparación natural del ADN y con extracto de soja rico en glicoproteinas, que refuerza la síntesis de colágeno en los tejidos. Además, protege el ADN con un complejo antioxidante enriquecido.

Prolonga la juventud de la piel gracias a un complejo epigenético, que combina tres ingredientes: extracto de arroz rojo, extracto de vino tinto y extracto de célula madre de llantén.

Refuerza las defensas antioxidantes y los niveles de energía de las células, estimulando la melatonina, la hormona que libera el cerebro para prepararse para dormir y que también producen las células con una función antioxidante.

Rutina nocturna

Lancaster nos recomienda seguir una rutina nocturna de 4 pasos para levantarnos por la mañana con una piel luminosa y descansada:

1.- Desmaquilla la piel

2.- Exfolia con la Espuma Exfoliante

3.- Aplícate el Suero 365 Skin Repair

4- Extiende sobre tu rostro la crema de noche Youth Memory 365 Skin Repair

Dejar un comentario