Si aún crees que en verano es mejor no utilizar perfume porque pueden salirte manchas en la piel, necesitas leer este post con cinco consejos para disfrutar de tu fragancia favorita durante los meses de más calor del año.

5 consejos para disfrutar del perfume en verano

1.- No guardes el perfume en la nevera

Por mucho calor que haga, los expertos desaconsejan guardar el perfume en la nevera porque el frío excesivo puede alterar el equilibrio de la composición e incluso modificar el olor.

2.- Tampoco en el baño

Esta recomendación sirve para todo el año, no solo es para el verano. El motivo por el cual los perfumes no deberían estar en el cuarto de baño es porque se deben conservar en un lugar seco y fresco y el ambiente de esta estancia de la casa es todo lo contrario: húmedo y cálido.

Los gurús de las fragancias recomiendan guardar el perfume en el dormitorio, lejos de las fuentes de calor y de la ventana, y, a poder ser, dentro de su propia caja. Pero esto es ya rizar el rizo, lo sé. Dicho queda, de todos modos…

3.- Cuidado con el sol

Hoy en día las composiciones de los perfumes evitan las sustancias fotosensibles, por lo que si los aplicamos directamente sobre la piel no deberíamos sufrir manchas solares (este es uno de los no pocos motivos por los que no debemos comprar perfumes falsificados, ya que no sabemos qué contienen sus fórmulas que, seguramente, serán fotosensibles por no decir que perjudiciales para nuestro organismo). No obstante, si queremos minimizar el riesgo de sufrir una reacción alérgica al exponernos al sol, es mejor vaporizar el perfume en zonas donde la piel no va a estar al aire.

4.- No perfumes la ropa

Este es un error muy extendido y al hacerlo, corremos el riesgo de manchar nuestra ropa. El perfume se debe vaporizar sobre la piel (en las zonas de pulso) y sin frotar.

Los expertos tampoco recomiendan vaporizar el aire y pasar por debajo de la nube de perfume (esto también lo has hecho alguna vez, reconócelo…), puesto que la mayor parte de la esencia se pierde en el ambiente.

Ojo con la ropa de seda y lino porque si le caen unas gotas de perfume es probable que quede la marca sobre la tela… Esta precaución la debes tener también con las joyas, metales y piedras, que pueden resultar dañadas con el perfume.

5.- Vacaciones en la playa…

Si pasas unos días de vacaciones en la playa, notarás que el perfume tiene mayor fijación. Esto se debe a la humedad del ambiente que mantiene la piel más hidratada, lo que favorece que el perfume persista durante más tiempo.

Y si vas a pasar el verano en la ciudad o en un clima seco, puedes conseguir que la fragancia dure más aplicando previamente una crema o loción hidratante a la piel.

Si quieres saber qué fragancia puedes disfrutar en verano, toma nota de nuestras sugerencias en el post:  “Planes de verano con tu fragancia estival favorita“.

Fragancias de verano 2018: Escada, Rochas, Issey Miyake, Loewe, Dolce & Gabbana, Hollister, Ck One

Dejar un comentario