Las cremas de protección solar son uno de los cosméticos más complicados de formular y, también, de los más controvertidos por las dudas sobre la seguridad que suscitan algunos filtros solares en cuanto a las consecuencias de su penetración en nuestro organismo y al impacto en el medio ambiente. Hemos hablado con expertos en la materia para despejar dudas sobre su seguridad y toxicidad y esto es lo que nos han contado.




¿Los filtros solares que llevan las cremas de protección solar entrañan riesgos para la salud?

El pasado mes de mayo, la FDA (U.S. Food and Drug Administration, Agencia del Medicamento de Estados Unidos) publicaba en la prestigiosa revista JAMA (Journal of the American Medical Association) un estudio que afirmaba que los ingredientes químicos de los solares llegan al torrente sanguíneo en proporciones superiores a los 0,5 ng/ml (nanogramos por mililitro), lo que causó un gran revuelo mediático. Esta noticia se ha solapado en el tiempo con otra más sobre fotoprotectores, el estudio de solares de la OCU, en el que se solicitaba la retirada de dos solares infantiles por proporcionar menos protección que la indicada en el envase y que ha sido desmentido por Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética). Titulares alarmistas y carentes de fundamento científico han contribuido a acrecentar las dudas entre los consumidores. Por este motivo, hemos preguntado a un dermatólogo especialista en cáncer de piel, a una consultora técnico-regulatoria en cosmética y a una científica especializada en estudios de impacto ambiental para tener argumentos sólidos a la hora de escoger la mejor forma de protegernos del sol.


Artículo relacionado: “Stanpa desacredita el estudio de solares de la OCU por falta de rigor científico

Fotoprotector-Transparente-de-Isdin-para-ninos para ilustrar la noticia del estudio de solares de la OCU


El doctor Ángel Pizarro, responsable de la Unidad de Prevención y Diagnóstico Precoz de Melanoma de Clínica Dermatológica Internacional, pide sensatez sobre este tema complejo. Lo primero de todo, no debemos perder la perspectiva de la relación riesgo-beneficio: “Ya estamos seguros de que si la población se expone de forma prolongada al sol sin protección aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer de piel y de que las quemaduras solares reiteradas, especialmente durante la infancia y juventud, aumentan el riesgo de padecer melanoma en la edad adulta, enfermedad que actualmente mata en torno al 15% de la población que lo pacede y que, diagnosticado tarde, mata a un porcentaje de pacientes muy superior”.

El doctor Pizarro explica que el informe publicado en JAMA no alerta sobre ningún riesgo en particular de los ingredientes químicos de los protectores solares: “Los protectores solares actuales evaluados pueden superar los 0,5 ng/ml en nuestra sangre, aunque empleados en una dosis que prácticamente nadie alcanza con el uso habitual de las cremas solares”.

No obstante, reconoce que hoy por hoy la ciencia tiene aún muchas dudas y que, por lo tanto, hay respuestas para las que todavía no se tienen respuestas certeras; hay que seguir investigando. A pesar de esto, considera que los protectores solares actuales de mayor calidad son razonablemente seguros, lo que no elimina la necesidad de seguir efectuando estudios de toxicidad clínica y ambiental y considerar su sustitución por otros cuando se detecte algún posible problema. Esto es, en realidad, lo que sugiere la FDA con el polémico estudio, que se siga investigando. “Debemos evaluar qué es más inseguro para nuestra salud, si el contacto con las sustancias de los protectores solares actuales o exponernos al sol sin protección. Esto último probablemente es peor”, razona el doctor Pizarro.

cremas de protección solar

Al evaluar riesgos/ beneficios de los filtros solares, lo más razonable es inclinarse por utilizar fotoprotección tópica ante el riesgo de cáncer.

¿Qué controles me garantizan que mi crema solar es segura?

Carmen Esteban, consultora técnico-regulatoria en cosmética y exdirectora técnica de Stanpa, afirma con rotundidad que podemos estar tranquilos cuando utilicemos un protector solar, al igual que podemos estarlo con cualquier otro producto cosmético. “No hay riesgo en el uso de protectores solares. Donde sí hay un riesgo real y constatado es en no utilizarlos”, sentencia.

Esteban señala que la alarma creada por el estudio de la FDA no tiene sentido, ya que el estudio se ha realizado en condiciones no reales: “la cantidad aplicada a los participantes fue la equivalente a 140 ml de protector solar al día. Si tenemos en cuenta que un frasco de tamaño estándar de protector solar de cuerpo es de 250 ml, estaríamos hablando de aplicarnos casi cuatro frascos de fotoprotector a la semana”. Una cantidad exagerada.

Aparte de estas cuestiones, tampoco debemos alarmarnos por el hecho de que la piel absorba los ingredientes. Esto, según Esteban, no significa que la sustancia sea insegura: “El Comité Científico es el encargado de valorar la seguridad de los filtros solares y, para ello, tiene en cuenta el grado de absorción. En el caso de que este sea desconocido, se pone en el peor de los casos y considera que se absorbe totalmente. Y aún en esa situación, la evaluación toxicológica debe ser segura”.

Entonces, ¿podemos estar tranquilos cuando nos apliquemos un fotoprotector? “Al margen de consideraciones medioambientales (discutidas por algunos expertos), con respecto a la salud humana, todas las sustancias que se utilizan como filtros solares son seguras“, aclara Esteban, quien añade que, actualmente, hay 29 filtros aprobados de uso seguro, entre los que se encuentran los que se han utilizado en el estudio de la FDA (avobenzona, oxibenzona, octocrileno y ecamsule).

Con respecto a si existe algún problema con los filtros inorgánicos en tamaño nano (óxido de zinc y dióxido de titanio), sobre las que también cae la sombra de la sospecha acerca de su seguridad, Esteban apunta que las formas nano han sido valoradas por el SCCS (Scientific Committee on Consumer Safety) antes de autorizarse su inclusión en el anexo del reglamento de cosméticos como filtro autorizado y son completamente seguras.


Artículo relacionado: “No te quemes al sol: te ayudamos a elegir un protector solar eficaz

mujer tumbada al sol, post elige un protector solar eficaz


Filtros solares autorizados y prohibidos

Sin embargo, a pesar de que a día de hoy los filtros puestos en entredicho por la FDA están autorizados para su uso en fotoprotectores, dos de ellos no pueden emplearse en ciertos lugares del planeta que por su excepcionalidad medioambiental requieren preservar su pureza para no ver alterados sus ecosistemas. La doctora en ciencias químicas e investigadora del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), Silvia Díaz Cruz recuerda que hay dos filtros solares, oxibenzona (también conocida como benzofenona) y octinoxato (conocido como etilhexil metoxicinamato) cuyo uso será prohibido en enero de 2020 en Palaos (una de las cuatro islas que forman Micronesia en Oceanía) y al año siguiente, también en Hawái. Esta decisión se ha tomado tras los estudios del doctor Craig Downs, un reputado ecotoxicólogo forense, director del laboratorio de Medio Ambiente de Haereticus (Virginia, Estados Unidos), que demuestran cómo estos filtros solares son disruptores endocrinos y generan malformaciones y blanqueamiento en los corales, lo que produce su muerte.

Asimismo, esta investigadora explica que hay estudios que relacionan ciertos filtros solares con la endometriosis e, incluso con un efecto obesógeno, en cuanto a que promueve la formación y desarrollo de células adiposas. “Con el avance de la tecnología analítica y el desarrollo de nuevos productos químicos o combinaciones de ellos, los estudios deben ser continuos con el fin de evaluar los riesgos y poder evitarlos”, advierte.

Aún teniendo dudas sobre las posibles interferencias de los filtros solares en el organismo, la doctora Díaz Cruz no duda en recomendar la aplicación de fotoprotectores para evitar riesgos al sol: “Es necesario protegerse de la radiación solar UVA y UVB. Lo mejor es evitar las horas de mayor radiación y llevar protección física. Es decir, usar sombrero, ropa, gafas de sol… Pero si la exposición solar es completamente necesaria y requiere de la utilización de productos de protección solar, debemos usarlos. El debate reside en considerar cuál usar”.


Artículo relacionado: “Protectores solares minerales: fórmulas sin filtros químicos

protectores solares minerales


golden jellyfish in lake at Palau

Lago de las Medusas en Palaos, donde se han prohibido los filtros solares con oxibenzona y octinoxato.

¿Son mejores los filtros solares minerales?

Sobre los filtros minerales, los elegidos por las marcas de cosmética natural en pos de fórmulas libres de químicos, Díaz Cruz asegura que, aunque son los menos dañinos para el medio acuático, no son biodegradables: “En particular en sus formas de nanopartículas, que son muy peligrosas, ya que en presencia de la radiación UV solar forman especies radicales oxidantes muy reactivas y muy perjudiciales para nosotros y, más aún, para los ecosistemas acuáticos, dado que pueden llevar a la pérdida de biodiversidad”.

La doctora reconoce que los pocos estudios que hay hasta el momento sobre filtros nano indican que son peligrosos: “En un estudio que estoy a punto de publicar he descubierto que la presencia de dióxido de titanio en forma de nanopartículas aumenta la mortalidad en daphnias (microorganismos acuáticos)”.

Por su parte, el doctor Pizarro no cree que los filtros minerales sean los más seguros: “Con los datos actualmente disponibles, tanto los protectores físicos (minerales) como muchos de los químicos son seguros, si no, ni la FDA ni las autoridades europeas habrían autorizado la comercialización de filtros químicos”. Otra cuestión, matiza el doctor, es que los filtros físicos dan menos problemas de irritación y alergias porque se absorben menos y, por ello, son más indicados para niños y adultos con piel sensible.

En todo caso, la comunidad científica se encuentra en medio de un proceso de revisión de los filtros solares, admite Díaz Cruz, que revela que el Departamento de Investigación en Medio Ambiente de la Comisión Europea ha contactado con ella para estudiar sus informes y empezar a valorar políticas medioambientales acerca de estas sustancias tan polémicas y complejas.

filtro solar en formato spray

Evita el formato spray o utilízalo pulverizando sobre la palma de la mano para evitar que el producto caiga sobre la arena.

Consejos para evitar riesgos bajo el sol

1.- Compra filtros solares en puntos de venta autorizados.

2.- Aplica el fotoprotector en las zonas expuestas al sol, incidiendo en las de mayor exposición: rostro (nariz), cuello, orejas, manos y piernas. 

3.-Utiliza ropa protectora para cubrir el cuerpo siempre que sea posible.

4.- No temas al blanco: el rastro blanco de la crema puede servir para optimizar la aplicación del solar, pues vemos dónde lo hemos puesto.

5.-Busca la sombra y no permanezcas al sol en las horas centrales del día.

Y para ser respetuosos con el medio ambiente…

1.- Evita filtros con oxibenzona, octinoxato y octocrileno.

2.- Evita filtros con dióxido de titanio en tamaño nano.

3.- Evita el formato spray porque gran parte del producto cae en la arena.

Este artículo es parte del reportaje publicado en el número 76 de la revista NewsFragancias




Dejar un comentario