Cuatro años después del lanzamiento de Sauvage, Dior se decide a dar continuidad a la historia del hombre libre que conecta con la naturaleza salvaje, encarnado en el actor Johnny Depp, y el resultado es Sauvage Eau de Parfum, un perfume oriental fougère con el sello del perfumista François Demachy.




Intensamente fresco, así es el nuevo perfume Sauvage Eau de Parfum

La nueva declinación de Sauvage potencia la intensidad del jugo, gracias a la presencia de maderas y resinas que elevan y prolongan la estela de la fragancia.

“Sauvage es una partitura infinita. Su composición es tan densa que me ha permitido darle enfoques inéditos facultando su naturaleza con sutiles matices. Para este nuevo Parfum, he imaginado que un frescor intenso llegaba al encuentro de la suavidad de un oriental. He mantenido intacta la poderosa alma de Sauvage dándole acentos nocturnos, una atracción animal y facetas más redondas”, François Demachy, perfumista de Dior.

SAUVAGE LE PARFUM, DIOR

Sauvage Le Parfum, Dior.

Pirámide olfativa

Salida

Explosión cítrica con bergamota Reggio de Calabria y mandarina jugosa que multiplica el frescor. Como novedad, se ha introducido una nota de cardamomo que aporta un frescor aromático aportando una sensación de calidez especiada, y de elemí, con acentos resinosos y ahumados.

Corazón

El corazón de la fragancia es como un bosque denso y profundo durante la noche. Desata acordes ambarados y secos y una nota de cuero con facetas pirogénicas y animales. El contrapunto lo ponen el cedro de Virginia con una sorprendente nota de frambuesa confitada el sándalo de Sri Lanka con acordes lácteos y untuosos.

Fondo

La estela final introduce notas inéditas en el universo Sauvage: haba tonka, que aporta un dulzor animal y un poco amargo; y absoluto de vainilla de Papúa, ahumada y suave.


Artículo relacionado: “Salvaje Johnny Depp, Sauvage Dior

Sauvage, Dior. Johnny Deep


Johnny Depp, el alma salvaje de Sauvage

Johnny Depp vuelve a ponerse a las órdenes de Jean-Baptiste Mondino para encarnar al hombre libre que conecta con su faceta animal y con la naturaleza salvaje. Al igual que en 2015, sitúa al actor en un escenario natural extremo, el desierto, un lugar solo apto para los tipos más recios.

En este caso, la campaña de comunicación ha llegado acompañada de polémica: en las imágenes se muestra al actor Johnny Depp y a un nativo americano ataviado con ropa indígena interpretando un baile tradicional, lo que le ha valido a la marca las acusaciones de apropiación cultural y de racista. La presión recibida, ha obligado a Dior a pedir disculpas y a retirar el anuncio.




Dejar un comentario