Con un reparto de lujo, la súper modelo Giselle Bündchen, y el director de cine Baz Luhrmann (Moulin Rouge, El gran Gatsby), Chanel recrea un nuevo universo para su perfume Nº5. Luhrmann, que ya había trabajado para la marca en el film que protagonizó Nicole Kidman hace diez años, presenta a una nueva mujer más acorde con los tiempos que corren; trabaja, tiene hijos y una pareja a la que ama. En línea con la estrategia de la maison en moda, la campaña muestra una faceta sport de lujo y otra más barroca que conforman el alma de la marca.

Dejar un comentario