Visitamos en el número 25 de la calle Ayala, de Madrid, la nueva tienda que acaba de inaugurar Sabon, una marca israelí con productos elaborados a partir de sales minerales del Mar Muerto. Con esta ya cuenta con 131 puntos de venta en todo el mundo.

Cuando entras en una tienda Sabon, lo primero que te llama la atención es una fuente antigua, el elemento más diferencial con respecto a otras tiendas de marcas de cosmética natural similares. Fabricada con piedra de Jerusalén, se sitúa en el centro y es donde todos los clientes prueban en su propia piel los exfoliantes, el producto más vendido de la marca (a nivel mundial, el de la fragancia Pachulí Lavanda Vainilla): además de lo extremadamente suave que queda la piel, las fragancias evocadoras del producto subliman el momento y perfuman la piel de forma duradera. Esta prueba se convierte en un deleite para los sentidos, una experiencia sensorial que nos impulsa a conocer el resto de la tienda, con unos cuidados lineales de estilo artesanal, para buscar un producto que nos enamore.

fuente piedra Sabon

Los fundadores

Sabon (traducción semita de jabón) fue creada por Avi Poatok y Sigal Kotler en 1997. Realizaban en Tel-Aviv unos jabones artesanales según una receta australiana. Rápidamente desarrollaron diferentes líneas de cuidado personal, siempre con el objetivo de convertir los gestos cotidianos en momentos de auténtico placer. A partir de 2003, cuando se establece en la Sexta Avenida de Nueva York, la marca comienza una expansión internacional que le lleva a las principales ciudades del mundo, París, Milán, Tokio, Roma, Ámsterdan, Hong Kong…

Mar Muerto

Todos los productos contribuyen al bienestar corporal y a la serenidad del espíritu, incluyendo ingredientes naturales, esencias extraídas de aceites aromáticos y sales minerales del Mar Muerto, cuyas virtudes termales se remontan a tiempos inmemoriales: su agua es diez veces más rica en sustancias minerales que el de otros mares, una concentración única para el organismo. El perfume juega un papel primordial en Sabon: el mismo producto está disponible en varias fragancias (pachulí, lavanda, vainilla, jazmín, Green Valley, ámbar, Blue 533 y Golden Iris), para que cada persona elija la más acorde a su gusto y personalidad.

El catálogo de productos es amplio: exfoliantes, lociones hidratantes, aceites, jabones líquidos y sólidos, productos para baño, cuidados faciales, cuidados capilares, específicos para mamás y bebés, para hombres, para adolescentes, fragancias, formatos de viaje, accesorios y productos para ambientar el hogar.

productos SABON WILD & FREE

Selección de productos Sabon.

Dejar un comentario