A estas alturas no nos vamos a sorprender por el toque excesivo que Paco Rabanne incorpora a todas sus creaciones… El componente sexual está altamente presente en Pure XS Eau de Toilette, el nuevo perfume masculino de la marca, que no se anda con medias tintas: una comunicación provocadora para una fragancia que promete una experiencia olfativa explosiva.

Pure XS Eau de Toilette, de Paco Rabanne, despierta tu lado sensual

Todo está calculado en Pure XS para apelar al erotismo y las pasiones desatadas. Desde el nombre de la fragancia, Pure, que hace referencia a la pureza de la belleza masculina y al deseo, y XS, que se refiere a la palabra en inglés sex (sexo) y que anticipa las intenciones de la composición olfativa, un derroche de exceso que juega con las sensaciones de frío-calor.

Anne Flipo, creadora de Lady Million, y Caroline Dumur son las artífices del perfume. Ambas han trabajado para lograr una pirámide olfativa llena de contrastes, lo que se traduce sobre la piel en una sensación de escalofrío ardiente. La fragancia apela al olfato pero también al tacto, como una trampa sensorial.

Pure XS es una fragancia oriental vibrante, magnética y fresca que juega a oponer frío y caliente, lo delicado y lo intenso. Da comienzo con un frescor explosivo, con un sobredosis de jengibre casi helado. Después, un aliento casi carnal, gracias a la cremosidad verde de la savia vegetal y un tomillo ultramasculino. El segundo exceso lo incorpora la canela, que tiene un toque picante, seguida de una oleada de vainilla intensa con inflexiones de cuero, licor y almizcles.

Paco Rabanne Pure XS

Esto es lo que parece, un jugo elaborado expresamente para producir deseo, Pure XS.

Un frasco poderoso

El diseño del frasco es rotundamente sobrio, poderoso y estilizado en un afán por transmitir una sensación de pureza. El vidrio es grueso y escultural y sus facetas recuerdan a un encendedor clásico. Irradia una atracción magnética con un degradado que va del negro a un azul eléctrico. El frasco se abre con un clic del tapón lacado en negro, un gesto masculino. Destaca en oro el lago del perfume, que añade un toque noble al frasco.

Una campaña tórrida

Para la campaña de comunicación, Paco Rabanne ha contado con Francos Henriques, un joven modelo de 21 años, que encarna el arquetipo masculino de seductor pero con un candor natural que lo hace toda si cabe más atractivo. El fotógrafo de moda Nathaniel Goldberg firma un visual muy cinematográfico en una atmósfera de luces y sombras contrastadas. El director Johan Renck, que ya trabajó para Paco Rabanne en la campaña de Lady Million, se ha encargado del film publicitario que pone en escena una fantasía sexual con una estética refinada en un escenario de suntuosidad y exceso en el que no falta una nota de humor, siempre presente en las campañas de perfumes de Paco Rabanne.

¿Quieres conocer las fragancias de los dioses del Olimpo de Paco Rabanne? No te pierdas: “Invictus y Olympéa Aqua, las nuevas y refrescantes aguas del Olimpo“.

Invictus y Olympéa Aqua, Paco Rabanne

Dejar un comentario