Cuando hace algo más de un mes me propuse investigar sobre el cuidado del pelo rizado, tenía la esperanza de que lograría dar con la rutina de perfecta de cuidados para conseguir rizos definidos y sin encrespamiento. Después de consultar a estilistas capilares renombrados e, incluso, a una de las cofundadoras del primer club de rizos de España (Piña Rizada es su nombre, en Instagram lo encontrarás por @pina_rizada), de indagar sobre el famoso método curly girl, de Lorraine Massey, y de repasar las fabulosas infografías del Instagram de @rizoingredientes, tengo que admitir que no tengo la receta mágica para lucir unos rizos perfectos todos los días. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que cada melena rizada es distinta, existen diferentes tipos de cabellos rizados (hay que valorar variables como grosor y porosidad), lo que interfiere en los cuidados cosméticos que debemos seguir. Además, están los factores ambientales que pueden provocar cambios en nuestros rizos: no es lo mismo un clima seco que uno húmedo. E, incluso, la dureza del agua con la que nos lavamos el pelo puede modificar la apariencia del pelo… No obstante, después de esta labor de investigación admito que he aprendido mucho sobre cabello rizado, tengo más clara la rutina de pasos que hay que seguir y, por otra parte, he descubierto lo que no hay que hacer nunca (¡bajo ningún concepto!), para evitar el encrespamiento. Y, lo más importante, he llegado a la conclusión de que no hay que esclavizarse con ningún ritual de belleza, sea cual sea, porque a fin de cuentas, un poco de encrespamiento no nos tiene que amargar la vida.




 PASO 1: Cómo lavar el pelo rizado para conseguir rizos definidos y sin encrespamiento

¿Es bueno utilizar un champú sin sulfatos? ¿Hacer co-wash? ¿Nos olvidamos de las siliconas? ¿Hay que utilizar un champú específico para cabello rizado?

Después de lo que aprendí sobre co-wash en el artículo “Cuidado con las modas virales que tocan tu cabello“, sé que hay que tener cuidado antes de lanzarse a seguir una tendencia que se pone de moda y que hay que informarse. Es cierto que las melenas rizadas deben mimar la higiene capilar, puesto que el pelo rizado se deshidrata muy fácilmente al ser más poroso. Pero también debemos asegurarnos de limpiar adecuadamente el cuero cabelludo para evitar males mayores, ya que la proliferación de bacterias puede acarrearnos problemas más serios que un poco de frizz en la melena.


Artículo recomendado: si quieres aprender más sobre co-wash, no te pierdas el post: “Cuidado con las modas virales que tocan tu cabello: co-wash y no poo

Co-wash y no poo, post sobre los peligros de no lavarse el cabello con champú y productos alternativos


Eduardo Sánchez, director del salón Maison Eduardo Sanchez, aconseja utilizar un champú y acondicionador específico para cabello rizado porque están enriquecidos con oligoelementos y vitaminas que el pelo rizado necesita.

Mientras que Alma Luzón, fundadora del salón de peluquería que lleva su nombre en Madrid, recomienda lavar el pelo rizado con un champú, mejor sin sulfatos ni parabenos, para evitar que pierda hidratación. Y finalizar con un sérum, aceite o crema de peinado, para desenredarlo fácilmente y evitar el encrespamiento.

Según Nadia Barrientos, fundadora de The MadRoom, no hay que obsesionarse con el champú, ya que no es el paso más relevante para las melenas rizadas, sino que lo primordial es la hidratación diaria, ya sea con productos de lavado o de acabado.

Co-wash, sulfatos, siliconas, ¿qué es lo más adecuado para el cabello rizado?

Pues, según los expertos, no habría inconveniente en hacer co-wash, siempre que mantengamos una higiene adecuada. Esto quiere decir, que podríamos prescindir de los champús tradicionales, si es nuestro deseo, y optar por productos alternativos, pero teniendo claro que debemos utilizar productos que ejerzan una acción limpiadora sobre el cuero cabelludo.

Nadia Barrientos opina que se puede hacer co-wash de vez en cuando, pero no adoptarlo como una rutina diaria. Y Alma Luzón piensa que puede ser una opción buena para personas que necesiten lavarse el pelo todos los días, ya sea porque tienen esa costumbre o porque practiquen ejercicio. “Me parece una buena opción, ya que el cabello no está sucio de un día para otro y puede ser suficiente limpiarlo con un acondicionador”, explica.

Sin embargo, Eduardo Sánchez insiste en que lo adecuado es elegir un champú de calidad y adecuado para nuestra melena, pues es importante retirar los residuos acumulados del cuero cabelludo, que pueden asfixiarlo y restarle salud.

Desde Henna Morena, marca especializada en champús vegetales (son champús vegetales en polvo, ricos en saponinas, sustancia natural con acción limpiadora), abogan por los champús vegetales como una alternativa para limpiar de manera suave el cabello: “Son una alternativa natural que pueden usarse con la frecuencia que se desee. Se pueden alternar con los champús de Henna Morena, que tienen bases tensioactivas muy suaves, con extractos de plantas potenciadoras de espuma, para ayudar a la limpieza del cabello”.

Y Aída Sierra, cofundadora del club de rizos Piña Rizada, asegura que “dejar de lavar tanto el cabello” es fundamental para lograr unos rizos definidos. Si estamos acostumbrados a lavarnos el pelo todos los días, debemos saber que hay que pasar un período de adaptación para alargar el período entre lavados. Su recomendación:

“Lavar el pelo con menos frecuencia y usar un champú de calidad sin sulfatos o pasarse a un lavado con arcillas. Hidratar el pelo correctamente, fijar con productos adecuados y mimar el cuero cabelludo”.

EN RESUMEN

El pelo rizado tiene mayor tendencia a la deshidratación, de ahí que su mayor enemigo sea el encrespamiento. Para evitar el frizz desde el momento del lavado, procura no lavarte el pelo todos los días y opta por champús suaves con un aporte de ingredientes hidratantes y nutritivos. Si te decides por alternativas naturales, elige productos que aseguren una óptima acción limpiadora.


Artículo recomendado: ¿Quieres saber más sobre sulfatos? Sigue leyendo en el post: “Champús sin sulfatos o con sulfatos, esa es la cuestión

Champú sin sulfatos: chicas posando para un selfie con bonita melena


PASO 2: Acondicionar, el secreto para que toda curly girl luzca unos rizos flexibles

Toda curly girl debe ser consciente de la importancia de hidratar su cabellera, ya que esta es una de las claves para lograr que el rizo se mantenga definido y no pierda definición ni acabe encrespado (o, al menos, muy encrespado). Pero este paso no es tan fácil como parece. Aída Sierra reconoce que la base de sus cuidados son la hidratación y la nutrición, que tienen que estar equilibradas, con precaución de no emplear productos demasiados pesados. Esto es algo que no todas las chicas con pelo rizado saben. De hecho, según cuenta Aída, al principio ella misma no era consciente de la importancia de las hidrataciones. Una vez tienes claro esto, todo cambia porque lo primordial es que “el cabello rizado no se peina, se hidrata”.

“Uso mucho productos a base de manteca de karité, aloe vera, semillas, infusiones y arcillas. También, he optado por la coloración vegetal con Henna, lo que ha jugado un gran cambio en mis rizos”, explica Aída.

Eduardo Sánchez explica que uno de los principales riesgos del cabello rizado es que se deshidrate pero también puede pasar que lo hidratemos tanto que al final el pelo quede demasiado pesado y el cabello caiga, con lo que los rizos terminan perdiendo forma. La recomendación de este experto estilista capilar es que alternemos unos días una loción hidratante y, otros, un spray de definición de rizos. De esta manera, conseguimos nutrir y aportar flexibilidad a los rizos sin aportar demasiado producto.

“Como tratamiento semanal, recomiendo aplicar un aceite ultra hidratante durante toda la noche, cuando notemos el cabello más seco de lo normal”, es el consejo de Eduardo.

¿Es mejor evitar las siliconas o no pasa nada por utilizarlas?

Las siliconas no tienen por qué perjudicar el cabello, son productos seguros y que confieren un acabado más disciplinado y sedoso a nuestro pelo. El problema puede surgir porque a veces quedan demasiado adheridas a la fibra capilar y esto crea una acumulación que acaba traduciéndose en un cabello más pesado y lacio y, por lo tanto, los rizos pierden definición e, incluso, aumenta la sequedad y el encrespamiento. Por este motivo, las melenas rizadas deben tener cuidado con las siliconas, si se observan estas consecuencias con su uso continuado.

EN RESUMEN

Para mantener el pelo nutrido y, por lo tanto, lucir rizos flexibles y definidos, hay que hidratar el cabello. Escoge un tratamiento hidratante que le vaya bien a tu cabello. Por lo general, se aconseja, aplicar acondicionador o mascarilla después del lavado y, antes de peinar, un producto acondicionador sin aclarado (los veréis nombrados como leave in en las páginas de chicas curly), que contribuya a sellar la hidratación y facilite el peinado. Con siliconas o sin siliconas, depende de cómo le sienten a tu pelo. Tú decides.


Artículo recomendado: ¿Tienes dudas sobre las siliconas? Sigue leyendo en el post:”Todo lo que tienes que saber sobre las siliconas que llevan los productos de cuidado capilar

Chica cabello largo sin siliconas

Las siliconas actúan como un maquillaje sobre el cabello, creando una capa brillante y suave sobre su superficie.


PASO 3: ¡El pelo rizado no se peina!

Después de lavar e hidratar, llega el momento de peinar y definir el cabello. Debemos tener claro que el pelo rizado no se peina, sino que se desenreda justo después de lavarlo, cuando todavía está empapado de agua. Después, una vez seco, no se tendría que volver a peinar. Al menos, lo que entendemos por peinar con un peine o con un cepillo.

Alma Luzón reconoce que lo peor que podemos hacer es intentar peinar el pelo rizado con cepillos o peines estrechos para intentar desenredarlo, sino que hay que emplear un peine ancho o, incluso, los dedos:

“Con el cabello bien hidratado y con extremo cuidado, hay que quitar el exceso de agua, sin frotar y sin estar demasiado tiempo con la toalla puesta. Es conveniente desenredar con el cabello húmedo con peine ancho o con los dedos, si se pudiera, aplicando una crema adecuada para rizos y secar no del todo, con secador a temperatura suave, tocándolo lo menos posible, para no abrirlo”, explica Alma.

Además de seguir estos pasos, Eduardo Sánchez tiene un truco para trabajar los rizos cuando peinemos y sequemos el cabello:

“Cuando estemos secando el cabello, recomiendo ir haciendo movimientos de abajo hacia arriba, como si se amasara el cabello, para que el rizo vaya adquiriendo forma. Además, cuando el cabello esté seco al 80%, podemos retorcer el cabello en pequeños mechones. Esto facilita que el rizo coja forma y no se deshaga. Se debe soltar cuando este completamente seco”, dice Eduardo.


Lo que no se debe hacer nunca es cepillar el pelo rizado con un cepillo
, ya que hinchan el cabello y lo dejan abultado. Tampoco se debe peinar en seco.

PASO 4: Si necesitas un corte de pelo…

El corte de pelo de una melena rizada depende del tipo de rizo y de otros factores, como facciones, estilo de vida, personalidad, explica Eduardo Sánchez. El estilista recomienda, en líneas generales, decantarse por cortes con degradados ligeros para que la melena no pierda peso y los rizos luzcan perfectos.

Alma Luzón reconoce que hay muchas maneras de cortar el pelo rizado. “Puede hacerse con muchas capas, si te gusta el volumen o largo, sin apenas capas, pero siempre descargando, ya que es la mejor opción para que el rizo quede más ligero en el caso de quererlo colocado”, aclara.

En The MadRoom, Nadia Barrientos, huye de cortes con una línea demasiado recta. Prefiere realizar un corte terminando las puntas con un poco de textura. Para ello, dibuja la base del corte con el cabello en mojado y crea los volúmenes en seco, para respetar el rizo del cabello.




De pelo liso a pelo rizado: recuperar el rizo natural

El boom del método curly girl denota el gran interés que existe por aprender a cuidar las melenas rizadas. Su difícil manejo y su tendencia al encrespamiento se ha traducido en que muchas mujeres, durante años, han optado por métodos de alisado para terminar con el problema de tener que lidiar a diario con unos rizos indomables… Esto ha derivado en un problema de aceptación de la imagen, ya que el ideal de pelo bonito es una melena lisa y sedosa, que es la que está aceptada y bien vista en sociedad. Es una situación que se observa especialmente entre población con pelo afro. Así ha quedado de manifiesto en la campaña que Dove ha realizado en Estados Unidos, #MyHairMyCrow, que revela cómo el cabello se ha convertido en un motivo de discriminación social y que aboga por transmitir confianza a las mujeres de pelo rizado, para que luzcan su pelo natural con confianza y seguridad en sí mismas.

Aída Sierra ha vivido ese camino de reencuentro con su pelo rizado natural y esta ha sido su experiencia:

“Cuando decidí recuperar mi cabello natural, empezó un camino no solo de rizos, sino principalmente de autoaceptación. Empecé a usar Instagram para encontrar otras mujeres (mayoritariamente americanas y latinas) para buscar esa inspiración que necesitaba. Contar con el apoyo de personas que están en el mismo proceso fue una gran ayuda y vi que en España no había una comunidad de rizadas como la que había encontrado en Estados Unidos”, explica Aída. Así es como nació Piña Rizada, el primer club para melenas rizadas creado en España por la propia Aída junto con Llanos y Glorirovi.

“Nuestro objetivo es que las mujeres con el cabello rizado aprendan a cuidarse, mimarse y respetarse y encuentren un apoyo en la comunidad que ha creado Piña Rizada”, cuenta Aída.




Dejar un comentario